Continúan apareciendo restos óseos en Junín
ANIMAL DE LA FAMILIA DE LOS NOTOUNGULADOS

Continúan apareciendo restos óseos en Junín

Se hallaron mandíbulas, dientes, falanges, húmero, escápula y otros restos de toxodón, informaron desde el Museo "Legado del Salado"

Durante el transcurso de la semana, los responsables del Museo “Legado del Salado” de Junín realizaron trabajos de desentierro de restos óseos del animal toxodón.
Se hallaron mandíbulas, dientes, falanges, húmero, escápula y otros restos de este animal.
Según informaron, la baja del Río Salado permite la observación de estos huesos tras el paso de las inundaciones que arrastran los sedimentos del fondo.
Características
El toxodón llegó a medir unos 3 metros de largo y una masa estimada de 1 tonelada. El cráneo de este animal tiene un tamaño de 70 centímetros y sus mandíbulas están provistas de incisivos de crecimiento continuo, cuyos esmaltes se presentan en fajas longitudinales.
Fue uno de los Notoungulados más comunes del Pleistoceno pampeano argentino.
Pesados, de hábitos herbívoros –fundamentalmente pacedores–, caminadores graviportales. Tenían la característica de poseer los incisivos superiores arqueados y los inferiores –eran de crecimiento continuo– achatados, agrandados y dispuestos en forma horizontal, semejante a una pala o espátula. Una estructura óptima para arrancar pastos, los que seguramente devoraba en grandes cantidades a juzgar por la masa del animal, estimada en más de una tonelada.

COMENTARIOS