El intendente Pablo Petrecca le reclamará a los funcionarios de la gobernadora María Eugenia Vidal que nuestra ciudad reciba más fondos por coparticipación.
El intendente Pablo Petrecca le reclamará a los funcionarios de la gobernadora María Eugenia Vidal que nuestra ciudad reciba más fondos por coparticipación.
RECLAMARÁ LA MODIFICACIÓN EN LOS ÍNDICES

Petrecca buscará que Provincia le dé a Junín más fondos por coparticipación

Entre enero y noviembre de 2017, la administración local recibió poco más de 282 millones de pesos por este concepto. De las ciudades de más de 60.000 habitantes del interior bonaerense, la nuestra es una de las que menos recursos obtiene. Además, dentro de la Cuarta hay siete localidades que perciben más dinero por esta vía. En el Ejecutivo comunal creen que Junín “fue perjudicado históricamente” en el reparto.

En este año que comienza, uno de los objetivos del intendente de Junín, Pablo Petrecca, es el de lograr cambios en los índices que establecen los recursos que la Provincia coparticipa con los municipios, de manera de lograr más fondos para nuestra ciudad.
En el Ejecutivo local consideran que no es equitativo el reparto que se hace, por lo que creen que deberían ser revisadas las variables e indicadores que se tienen en cuenta a la hora de establecer los porcentajes de distribución.
En efecto, los números demuestran que nuestra ciudad está lejos de ser de las más beneficiadas con la asignación del dinero disponible. De acuerdo a las últimas estadísticas oficiales publicadas por el Ministerio de Economía de la Provincia, entre enero y noviembre de 2017 en la Cuarta Sección Electoral, siete localidades recibieron más recursos coparticipables que Junín, aún cuando nuestro distrito es claramente el más importante y el de mayor peso económico y social de la región.
Si se toman los 19 partidos con más de 60.000 habitantes del interior bonaerense (es decir, excluyendo el Conurbano), se advierte que solamente dos percibieron menos fondos coparticipables que Junín.
Esto se explica en que el Coeficiente Único de Distribución (CUD) se basa en variables que no han sido revisadas en muchos años y que tiene un fuerte componente en el régimen de Salud.
Es por ello que Petrecca considera que debe haber un debate sobre este tema. Así lo hizo saber en una entrevista en el programa radial Río Revuelto: “Yo he sido uno de los intendentes que fue más insistente en empezar a definir qué cosas hay que modificar en lo que tiene que ver con la coparticipación. Porque ahí están incluidas cuestiones de ingresos, de gastos y de responsabilidades, es decir, qué le toca hacer a cada municipio y a la Provincia y, en base a eso, asignar los ingresos correspondientes. Me parece que esa es una discusión que se vienen en la provincia de Buenos Aires y eso es muy sano, porque ya en el año 1994 nuestra Constitución decía que hay que generar una nueva Ley de Coparticipación, así que creo que va a ser necesario”.
El jefe comunal instruyó a sus “espadas legislativas”, el senador Juan Fiorini y la diputada Laura Ricchini, para que trabajen en este tema.
“Junín ha quedado un poco aislada en materia de coparticipación –sostuvo Petrecca–, porque los índices quedaron viejos, están tomando en cuenta, por ejemplo, la cantidad de camas de un hospital, y encima muchos de esos números eran mentirosos. Nosotros creemos que lo que hay que premiar es la prevención, y no si hay muchos que ‘caen’ en el hospital. Otro ejemplo es el medio ambiente, un tema que anteriormente no estaba puesto como eje. O la educación, que en parte se ha modificado. Esas discusiones son las que vamos a tener en la Provincia. Hay que repensarlo y actualizarlo, algo que no va a ser fácil, porque son 135 municipios a los que hay que conformar, y un decimal que le das a uno se lo tenés que sacar a otro, así que será un debate que deberemos dar entre todos, y esperamos que se pueda llevar adelante”.

Junín “aislada”
Petrecca definió la situación de Junín como una ciudad “aislada” en materia del reparto de coparticipación.
Los números publicados en la página web del Ministerio de Educación bonaerense parecen justificar esta apreciación.
Entre enero y noviembre de 2017 (última estadística disponible) la Provincia repartió algo más de 63.196 millones de pesos entre los 135 distritos. De ese total, Junín recibió apenas $ 282.243.632,08. Hay otros 63 distritos que obtuvieron más fondos coparticipables.
Entre los 19 partidos con más de 60.000 habitantes del interior bonaerense, 16 fueron más beneficiados que el nuestro. De esta manera, La Plata, General Pueyrredón, Bahía Blanca, el Partido de La Costa, Tandil, Olavarría, Luján, Necochea, Campana, Chivilcoy, Azul, Berisso, Mercedes, San Nicolás, Zárate y Pergamino percibieron más recursos. Solamente Presidente Perón y Coronel Rosales cosecharon algo menos.
El mismo análisis sobre la base de la Cuarta Sección Electoral no es más benévolo. Aún cuando Junín es, claramente, la ciudad más importante, con la mayor cantidad de habitantes y peso económico y territorial, esto no se ve reflejado en el reparto de coparticipación, ya que Chacabuco, General Villegas, Trenque Lauquen, Chivilcoy, Pehuajó, Lincoln y Bragado obtuvieron más fondos.

El “peso” de la salud
La provincia de Buenos Aires distribuye recursos a los 135 municipios por distintos conceptos de manera no discrecional y en función de variables objetivas establecidas por diferentes normativas.
Esos fondos, que se transfieren de manera diaria o mensual –según corresponda–, provienen de los siguientes conceptos: Coparticipación Bruta; Descentralización Administrativa Tributaria; Juegos de Azar; Fondo para el Fortalecimiento de Programas Sociales y Saneamiento Ambiental; Fondo para el Fortalecimiento de los Recursos Municipales; Fondo Municipal de Inclusión Social; Fondo Solidario Provincial; Fondo de Financiamiento Educativo; Fondo Municipal de Fortalecimiento de la Seguridad y otros servicios asociados; Fondo para Infraestructura Municipal; y Fondo Ley 14890 (de regularización de deudas).
La Ley 10.559 del año 1987 y sus modificatorias establece el Régimen de Coparticipación de la provincia de Buenos Aires. Allí se indica que la distribución de los fondos debe realizarse de manera diaria y automática, de acuerdo al porcentaje que le corresponde a cada Municipio según el Coeficiente Único de Distribución (CUD), actualizado anualmente por el Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires según diferentes variables establecidas por la misma ley.
El CUD está conformado por tres regímenes: un 58% correspondiente al Régimen General, basado en “proporción directa a la población” de cada municipio, “en forma proporcional a la inversa de la capacidad tributaria potencial per cápita ponderada por la población”, y “en proporción directa a la superficie” del partido. Otro 37% corresponde al Régimen de Salud, para lo que se tiene en cuenta la cantidad de establecimientos asistenciales de salud sin internación, de consultas médicas ambulatorias, de pacientes registrados en los establecimientos con internación, de egresos o altas de los hospitales, la cantidad promedio de camas y el porcentaje de ocupación de las mismas. Finalmente, el 5% restante corresponde al Régimen de Acción Social, que hace referencia a los servicios transferidos desde la Provincia a los municipios.
Como se ve, el peso de la Salud resulta clave en el reparto de fondos coparticipables y ahí radica la principal crítica de la administración local. Así lo explica a Democracia el senador juninense Juan Fiorini: “Al no tener un hospital municipal y ser las camas de estos centros de salud una de las variables más importantes en el reparto de la coparticipación, Junín siempre recibió menos fondos que otros municipios con menos habitantes, porque ellos sí tienen un hospital que atender. Inclusive, en el reparto de los recursos correspondientes a educación o a seguridad también se tiene en cuenta la cantidad de camas de estos centros sanitarios. Más aún: durante mucho tiempo varios municipios fomentaban tener más camas y, de alguna manera, modificar la realidad, para tener más fondos”.

Qué se hará
Fiorini comenta que esta situación ya fue planteada a los funcionarios provinciales “buscando que esto se modifique” hacia lo que la gestión de Petrecca considera más equitativo: “Que los fondos se repartan de acuerdo a las variables que tienen que ver con cada uno de los recursos”.
Fiorini remarca que, en este esquema, hay “municipios que tienen un tercio de los habitantes que tenemos acá y reciben más fondos” que Junín.
En el ámbito educativo ya se dio un primer paso, según lo que explica el senador por Cambiemos: “Este año se va a coparticipar con un índice específico que tendrá en cuenta la cantidad de escuelas, de alumnos y las pruebas Aprender, entre otras variables, pero ya se elimina el indicador ‘camas de hospitales’. Lo que viene es seguir con los otros fondos que la provincia nos coparticipa”.
La administración petrequista considera que, inclusive el ítem de Salud debe ser revisado porque, más allá de que el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) tiene sus fondos, el municipio de Junín “tiene mucho trabajo en prevención” en sus 25 Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS). “Eso, hoy por hoy, no se tiene en cuenta –afirma Fiorini–, nosotros creemos que, al tener tantos CAPS, de alguna manera, le estamos sacando usuarios al hospital y esa es una forma de hacer que el HIGA tenga menos gastos, por lo que creemos que ese indicador debe ser ponderado”.
Esta discusión no será sencilla. La coparticipación provincial tiene un cúmulo de información abultado y de una gran complejidad. En el Ejecutivo local aseguran que “la Provincia sabe que es un cambio que hay que hacer, la Gobernadora está dispuesta a hacerlo, de la misma manera que se recuperaron los fondos del Pacto Fiscal con las provincias que, de alguna forma, era un desequilibrio que María Eugenia Vidal trató de equilibrar”. Y, en ese sentido, en el Palacio Municipal analizan que este tema es similar: “Hay predisposición del Gobierno bonaerense a trabajar en el tema. Van a tener en cuenta a todos los municipios, porque cada uno tiene su realidad. La Ley de Responsabilidad Fiscal de los municipios tienen que ver con esto porque, de alguna forma, ordena a las administraciones comunales para que tengan responsabilidad sobre los fondos”.
El intendente de Junín también quiere que se tengan en cuenta variables que hoy no son consideradas, dado que la norma fue elaborada décadas atrás. Entre ellas, el trabajo que se realiza en seguridad y en el ámbito medioambiental. “Son dos puntos que queremos poner en agenda porque fuimos muy prolijos en la seguridad y trabajamos para tener un relleno sanitario donde antes había un basural, y no todos los municipios tuvieron estos asuntos como ejes”, agrega Fiorini.
En las próximas semanas se retomarán las gestiones por estos recursos, en una empresa que requerirá grandes esfuerzos, como señala Fiorini: “Cada municipio tendrá su visión y entre todos trataremos de que el Gobierno provincial promueva los cambios que hagan más justo el sistema de coparticipación. Los recursos son limitados y lo que se está hablando es de equilibrar las cuentas. Queremos que los fondos vayan a donde corresponde y creemos que Junín históricamente fue perjudicado con este reparto, por eso estamos dando el primer paso para tener un equilibrio económico y financiero que nos ayude a tener más fondos y, en definitiva, mejores servicios. Y para que recuperemos algo más de todo lo que se recauda por los impuestos que pagamos en nuestra ciudad”.

COMENTARIOS