El momento de la firma del Dr. Abel Guerrieri y Alfonso Máculus.
El momento de la firma del Dr. Abel Guerrieri y Alfonso Máculus.
NUEVO DIRECTOR DEL RENATRE

Abel Guerrieri: “Hay que luchar contra el trabajo infantil, forzoso e informal”

El bragadense representante de la Sociedad Rural Argentina que asumió el 2 del corriente mes la presidencia del Registro Nacional de Trabajadores Rurales, dialogó con Democracia. Alfonso Máculus de CRA, es el vicepresidente.

¿Cómo se compone el directorio?
- Nosotros tenemos por estatuto que el Renatre se compone por ocho directores, cuatro por el sector de trabajadores y los restantes por el sector empleador. Yo represento a la Sociedad Rural Argentina y la presidencia es por un año que va alternada ya que el año pasado, que fue cuando recuperamos el instituto, estuvo la figura de Benegas que cuando falleció, lo siguió Ramón Ayala que es el secretario general de la Uatre. Ramón terminó el 30 de diciembre y asumimos nosotros, la parte empleadora de la presidencia, el 2 de enero. En la vicepresidencia me acompaña Alfonso Máculus de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). El gremio tiene la secretearía y tesorería, y de esta manera vamos cruzando cargos todos los años.

- ¿Cómo fue la recuperación del Renatre?
- En enero de 2012 sancionan una ley de estatización del ente y uno de los artículos de la ley decía que el directorio debía cesar sus funciones que iba a ser reemplazado por otro estatal, interventor del Estado. Nos desalojaron con Gendarmería, nos tuvimos que ir y planteamos un juicio que llegó a la Corte de Justicia que en noviembre de 2015 falló ordenando al Estado nacional restituir el Renatre a las entidades y la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre). De esta manera el Ministerio de Trabajo designó un administrador, interventor y el 1 de enero de 2017 asumimos con el nuevo directorio y esta semana vino el primer cambio de presidente.

- ¿Qué proyectos hay para este año?
- En este año le vamos a meter para adelante con un montón de proyectos. El Registro se recuperó con más de 600 empleados de lo que nosotros dejamos, por lo que en 2017 se trabajó en el achicamiento de la plantilla porque el órgano no cumplía las funciones que tenía que cumplir. Como digo yo, era un comité político donde hacían política, por lo que necesitaban gente y se había creado una plantilla exorbitante que durante el año pasado estuvimos achicando. Creo que ahora en este año, con la gente que tenemos, vamos a poder trabajar y cumplir con los objetivos tranquilamente. Los otros recursos los tenemos que destinar a las prestaciones por desempleo que es el objetivo máximo de la ley de cuando se creó Renatre. Tenemos también que luchar contra el trabajo infantil, la trata de personas en el trabajo forzoso y sobre el trabajo formal para que los empleados del campo salgan de la informalidad que tiene algunos sectores importantes. Siempre pongo como ejemplo el sector hortícola en el cual hay mucha mano de obra en negro como en los grandes cordones de la ciudad de La Plata, Gran Rosario y Gran Buenos Aires donde hay gran problema porque hay gente indocumentada. Además en el ajo y la cebolla de San Juan y en algún punto de la provincia de Buenos Aires, también hay informalidad. Estamos yendo a realizar operativos con móviles para registrar a los trabajadores tanto en la cosecha como en el laboreo de los distintos cultivos donde visualizamos empleo en “negro”. En la agricultura y ganadería no tenemos trabajo informal, forzoso ni infantil. En la rama del algodón, yerba mate, té y fundamentalmente en el tabaco se registra también informalidad. Estamos trabajando con la Cámara Tabacalera de Salta y Jujuy y con el INTA capacitando a las personas. Esas son las tareas que manda la ley y el Ministerio de Trabajo tiene el poder de aplicación de donde tenemos dos síndicos que forman parte del Renatre que concurren a todas las reuniones del directorio. Además vamos a hacer prevención de riesgo de trabajo con miras a tener una ART propia para el campo que es uno de los objetivos que nos hemos fijado, ya que es una necesidad del campo argentino para contar con una herramienta que bajaría sensiblemente los costos y capacitaría a los trabajadores, algo que las ART que están hoy en el mercado no hacen. Entonces el productor no sabe cuánto está pagando, ni sabe lo que tiene que hacer porque nunca nadie le dijo.

- ¿Con un año en la presidencia cómo se maneja la continuidad de los proyectos?
- Siempre tratamos que haya una continuidad de los proyectos. Como tenemos un buen ámbito de consenso con el gremio en el directorio, ahí planteamos las políticas. Estando uno u otro a cargo del Renatre, las cosas las tratamos de hacer de la mejor manera posible.

- ¿Cómo ves al campo en la Región?
- Lo veo preocupado. Los productores de la Provincia están preocupados, hay un malhumor reinante con el tema de la sequía y porque han aumentado los insumos como el combustible. El campo vive a base de Gas Oil para la actividad agrícola – ganadera y se ha disparado. Ahora hay un nuevo aumento planteado, estamos preocupados con el Impuesto Inmobiliario y sobre que no se paren las obras del Salado. Ahora que hay seca deben hacer las obras, sin el pretexto de que se va a llenar de agua para que no se paren. Veo un año difícil y hay que ponerle mucha garra, por lo menos en el sector agropecuario. La ganadería vale lo que costaba hace un año y medio y los insumos subieron un 40%; la agricultura si viene bien, el productor puede tener alguna rentabilidad si el campo es propio. Pero si el tiempo viene mal como ahora, va a haber pérdidas porque, en el mejor de los casos, el maíz va a rendir la mitad; la soja no se sabe que va a pasar y esos son los dos cultivos más grandes que tenemos en nuestra zona. Lo único que nos queda es seguir luchando por lo que pensamos que puede beneficiar al hombre de campo, al trabajador y productor. Eso es lo que planteamos desde el Renatre y la Sociedad Rural Argentina.

COMENTARIOS