Estudio de ADN casero

Desde hace varios años, en España se puede comprar el kit para la prueba de paternidad en farmacias sin la necesidad de tener que desplazarse a los centros o laboratorios para dicha prueba.
Las farmacias venden este producto por el precio aproximado de 400 euros y las muestras pueden ser recogidas y enviadas al laboratorio directamente desde la farmacia o desde la comodidad de su hogar.
A pesar del éxito de ventas de este tipo de exámenes, abogados especializados en España alertan de los usos legales de los resultados. En casos en que el resultado revela que no hay vínculo genético y el padre en cuestión decide efectuar acciones legales contra la madre biológica para quedar eximido del pago de la cuota alimentaria, por ejemplo, la prueba no puede ser del tipo "casero".
Para que la prueba sea aceptada en un juicio, debe garantizase "la cadena de custodia de la muestra", es decir, el recorrido desde que se toma la muestra hasta que se entrega al laboratorio, que debe ser autorizado por el Ministerio de Justicia para tales efectos.

COMENTARIOS