La Universidad Nacional del Noroeste (Unnoba) cuenta con un interesante programa de becas.
La Universidad Nacional del Noroeste (Unnoba) cuenta con un interesante programa de becas.
SUMAS ELEVADAS

Estudiar en Junín cuesta entre 10 y 12 mil pesos para los jóvenes de la zona

El presupuesto incluye el costo del alquiler o residencia, los gastos en alimentos, apuntes, el transporte y dos salidas mensuales. Además contempla los servicios básicos y abono del celular. Cabe destacar las becas que otorga la Unnoba a sus alumnos en nuestra ciudad.

Luego de una recorrida realizada por Democracia en la ciudad, se puede confirmar que para una familia que no reside en Junín, enviar a su hijo a estudiar en la universidad o los institutos superiores supone un gran esfuerzo económico.
De hecho, costear los estudios universitarios y terciarios (en instituciones públicas) implica una erogación mensual que no baja de los 12 mil pesos por alumno.
Este presupuesto incluye el alquiler compartido en un departamento dos ambientes o residencia y servicios; los gastos en alimentos y productos de higiene personal; los apuntes y fotocopias; el transporte, y dos o tres salidas mensuales.
Sin embargo, no contempla en cuenta gastos de lujo, ni renovación de vestuario, entre otras compras habituales realizadas por los estudiantes.
Para solventar parte de estos gastos, y teniendo en cuenta el gran valor que tiene la educación para los jóvenes, la Universidad Nacional del Noroeste (Unnoba) cuenta con un interesante programa de becas, tanto para viajar y obtener el material de estudio.
Pero teniendo en cuenta que cerca de un 40 por ciento de los casi 14 mil estudiantes no son oriundos de Junín y Pergamino (las dos sedes de la universidad), los esfuerzos son grandes.
“Nosotros, lo que tenemos son los programas de becas en transporte que se le financia a aquellos chicos que deciden viajar y que no tienen un domicilio transitorio. El presupuesto abarca seis viajes semanales contemplando un 65% del gasto que sale el pasaje”, afirmó Sebastián Fulderi, desde el área de Bienestar Universitario de la universidad.
“Después están las becas nacionales en las cuales hay diferentes programas como para carreras prioritarias y el beneficio aumenta a medida que vayan avanzando en el año; además está el programa de formación de enfermeros y luego existe el programa de becas para las carreras tradicionales como abogacía, contador y diseño gráfico”, agregó.
“También existe el programa Progresar que se gestiona a través de Anses en el cual se hace una asistencia a quien tenga un ingreso menor a tres salarios básicos. El programa de beca de bibliografía el cual contempla los materiales de estudio que necesitan los alumnos”, concluyó.

Departamento y residencias
Al momento de encontrar un lugar para vivir, las cosas se complican un poco más para los estudiantes, ya que el crecimiento en la cantidad de matriculados de la Región, es mayor que el de las propiedades ofrecidas en alquiler.
En el juego de la oferta y demanda, los precios de las viviendas disponibles se disparan de manera constante y los pocos departamentos que van quedando en el mercado son alquilados de forma inmediata.
Para quienes eligen vivir en un departamento, los costos varían no sólo de acuerdo a la cantidad de ambientes o a la ubicación del inmueble, sino también en base a las condiciones generales en las que se encuentra.
Si bien la Unnoba no tiene viviendas para cederles a los estudiantes, existen localidades vecinas que tienen casas en Junín a raíz de programas de becas de cada municipio que les da a los alumnos un espacio de vivienda.
Generalmente un monoambiente, que ronda los 4 mil pesos mensuales más expensas, es habitado por un solo joven mientras que un dos ambientes siempre se comparte de a dos.
De esta manera, si dos estudiantes comparten el alquiler de uno o dos ambientes deberán desembolsar unos $ 3 mil pesos promedio con expensas incluidas. Este gasto no es muy diferente comparado con las residencias estudiantiles y pensiones, cuyos costos promedian los $ 2 mil y $ 2.500 mensuales.
Cabe destacar que en el caso que se quiera entrar a un departamento de dos ambientes con un costo de 6 mil pesos mensuales, en el ingreso se deberá abonar el mes en curso, un mes de adelanto y comisiones por lo que se necesitarán 18 mil pesos para poder habitar. Las expensas rondan los 500 pesos.

Alimentos e higiene
Respecto de los gastos en supermercado, las cifras varían enormemente de acuerdo a la organización de cada joven y las marcas que se elijan en góndolas. Pero teniendo en cuenta que en Junín no existen comedores universitarios que abaraten costos, se estima que la erogación mensual no baja de los $ 3.000 por persona.
Esta suma contempla no sólo a los alimentos, sino también a los productos de limpieza e higiene personal.
Según informaron desde la Unnoba, el próximo año comenzará a funcionar el comedor universitario.

Transporte
En cuanto al transporte, los precios de los pasajes a la zona con descuentos del 20 por ciento para estudiantes cuestan $64 a Arenales; $ 52 y $ 65 a Lincoln; $ 52 a Chacabuco; $ 152 a Ameghino; $ 100 a Pinto. De esta manera, si los jóvenes viajan dos veces al mes a visitar a sus familiares, deberán adicionar al presupuesto unos $ 120.
Los descuentos se hacen efectivos presentando la libreta universitaria o el certificado de alumno regular.

Alumnos de la Región
Un promedio realizado en los últimos cinco años, da como resultado que entre la sede de Junín y Pergamino, el 48% de los estudiantes provienen de la Región.
Entre las localidades que se destacan se encuentran General Pinto, Lincoln, Chacabuco, Arenales, Vedia, Alem, Ameghino y Coronel Granada.
Cabe destacar que de los 14 mil alumnos, 9 mil son estudiantes de carreras de grado.
Al igual que la matricula de 2017, para 2018 se esperan más de 2.300 nuevos jóvenes en las instalaciones de la institución educativa.

COMENTARIOS