VICARIO PATRIARCAL EN ARGENTINA DE LA IGLESIA CATOLICA APOSTOLICA ORTODOXA

Pbro. Sergio Villafañe: «El objetivo de la Iglesia es acercar el hombre a Dios»

El sacerdote mantuvo una audiencia con el intendente Meoni y cumplió una agenda importante de actividades en nuestra ciudad.

El Vicario Patriarcal en Argentina de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa del Patriar-cado de Antioquía presbítero Víctor Villafañe estuvo en nuestra ciudad el jueves y viernes donde desplegó una vasta actividad.El sacerdote, quien cumple esta tarea en forma interina desde el fallecimiento del Arzobispo monseñor Kirilos Doumat y por disposición del Patriarca Ignacio IV en Siria, mantuvo una audiencia con el intendente Mario Andrés Meoni el día jueves. Asimismo visitó al Colegio San Jorge y al Jardín de Infantes San Jorge. En la noche del jueves se le brindó una recepción en el Círculo Sirio de calle Belgrano.

Organización de la Iglesia en el país

En diálogo con DEMOCRACIA, el presbítero Villafañe explicó que en el país hay varias parroquias desde Capital hasta el norte del país, con asiento en Capital, Junín, San Fernando, Pergamino, Córdoba, Santa Fe, Venado Tuerto, Reconquista, Rosario, Mendoza, Santiago, Tucu-mán, Salta y Tartagal. «En el norte, donde la mayoría de los fieles ortodoxos sirio-libaneses que vinieron en la inmigración abrieron diferentes parroquias en sus lugares. Cada parroquia cuenta con un sacerdote y cada sacerdote organiza su parroquia de acuerdo a pautas pastora-les dadas por el Arzobispo», destacó.

Sobre el funcionamiento de la parroquia San Jorge en nuestra ciudad, el sacerdote evaluó que la misma está trabajando bien. «Hay gente que está acompañando al padre Roberto (Ja-ttar) que apoya la obra de la Iglesia y que están respondiendo a las premisas generales de la Iglesia», señaló.

Misión

Respecto a esas premisas que tiene la Iglesia que dirige en el país, el presbítero Villafañe resaltó que «el objetivo de la Iglesia es acercar el hombre a Dios. Esto es lo básico y a partir de eso, todas las actividades que se hacen son para cumplir ese objetivo, llevar al hombre a Dios, que lo conozca, que se encuentre con El y plasmar a Cristo en el corazón de cada ser humano».

«Ese es el fundamento de la Iglesia Ortodoxa», agregó el religioso explicando que «nosotros mantenemos la fe de los primeros cristianos. Mantenemos esa línea dogmática que viene desde Nuestro Señor Jesucristo, los Apóstoles, los Santos Padres de la Iglesia y los Concilios ecuménicos. Aceptamos los dogmas de los Siete Concilios Ecuménicos que se hicieron entre el siglo IV y el siglo VIII. Los dogmas enseñados por los Padres en esos concilios son los que nosotros practicamos hoy, incluso el rito».

«Pero todo eso, la función que cumple es llevar al hombre a Dios. Las actividades que se hacen en la parroquia, en los colegios y las instituciones educativas que funcionan en Junín, como así también en Córdoba y Tucumán, tienen la misión de acercar el hombre a Dios y esto lo debe tener presente cada fiel ortodoxo», destacó.

Conflicto en Medio Oriente

El presbítero Villafañe fue consultado sobre cómo vivían el conflicto en Medio Oriente. Al respecto señaló que la Iglesia Ortodoxa está expandida en Siria y El Líbano. «Lo vivimos con mucho dolor -señaló-. Yo creo que esto, y lo planteábamos en una homilía y en una declaración que sacó la Iglesia Ortodoxa en Argentina, en un congreso que hicimos, esta es una guerra en contra de la humanidad. Parientes y amigos nuestros están sufriendo, por eso lo vemos con mucho dolor. Creemos que esto es algo injusto y estamos en contra de la guerra y de los ataques. Obviamente que también estamos en contra de todo tipo de terrorismo».

Consideró que «debemos tener la mente bien clara para poder entender qué es el terrorismo y quiénes son los verdaderos terroristas. Esa es la pregunta que yo planteo, de ambos lados, sin defender a nadie. Acá debemos plantearnos sin partidismos ni ideas políticas, simplemente con un corazón de cristiano sobre quiénes son los verdaderos terroristas».«Vivimos esto con mucho dolor pero también con esperanza en Dios. Pidiendo que esto pare, tratando de animar y alentar a aquellos hermanos y personas que conocemos allí. Yo estuve una semana antes de que comenzaran los bombardeos», contó a DEMOCRACIA.

COMENTARIOS