MUERTE DE LILIANA ORTEGA

Comienza el juicio al acusado de un femicidio que conmocionó a Junín

El hecho ocurrió en agosto de 2015, en una vivienda de calle Bozzetti 70 de nuestra ciudad. La víctima habría sido estrangulada y murió en el incendio de su casa, provocado por su agresor, quien había tenido una relación con su hija.

Comienza hoy el juicio a Alfredo Hamed, de 39 años de edad, por la muerte de Liliana Ortega, de 52 años, en un hecho ocurrido el sábado 15 de agosto de 2015, que conmocionó a la ciudad de Junín.
La víctima fue golpeada y murió en el incendio provocado en el interior de su vivienda, ubicada en Bozzetti 70.
El imputado era pareja de Belén Valles (28), hija de Liliana Ortega, y seguramente ella será la primera en declarar, en la ronda de testigos de hoy, en el juicio oral y público ante los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N° 1, del Departamento Judicial Junín, que se llevará a cabo en el cuarto piso de Tribunales.
En diálogo con Democracia, el fiscal actuante en el caso, el doctor Javier Ochoaizpuro, confirmó que hoy comenzará el juicio y continuará mañana. Está prevista la declaración de más de 50 testigos.
Los jueces Miguel Ángel Vilaseca, Karina Piegari y Esteban Melilli actuarán en este caso caratulado “Homicidio agravado por femicidio, hurto de vehículo y daño, por el incendio provocado, tanto en el vehículo como en la casa de Ortega“.
La causa de tamaña agresión habría sido el odio que tendría Hamed hacia Ortega, puesto que la habría considerado ser la causante del rompimiento de la relación de él con Belén, hija de la víctima.
Según la acusación, el hombre quitó la vida a la mujer, luego prendió fuego la casa con el cuerpo en el interior de la misma. El día anterior a este terrible hecho, Hamed también había sustraído e incendiado el vehículo de la familia Ortega y había estado rondando el barrio.
La autopsia dio como resultado que Liliana Ortega murió quemada en su casa, que cuando se produjo el incendio ella estaría aún agonizante, producto de golpes recibidos, especialmente, a la altura de la tráquea.
Además de los signos de estrangulamiento y los golpes, los peritajes habrían revelado que Hamed tenía un arañazo en uno de los pómulos, posiblemente una señal de que la mujer se habría defendido.

Testigos
Habría testigos que declararon ver a Hamed en el auto de la familia de Ortega, cargar combustible, rondar la casa y luego quemarlo.
El acusado está detenido en una cárcel de Junín, es padre de tres hijos -producto de una relación anterior-, fue detenido a la noche del mismo día del hecho.
Hamed habría reconocido ante la policía, en una declaración informal, que él inició el fuego en la casa, pero de manera accidental, aunque luego se negó a declarar ante la Justicia.
Los resultados de la autopsia al cuerpo de la víctima revelaron que Ortega murió estrangulada, además de haber sido golpeada, antes de resultar quemada.
Los peritajes también arrojaron que el acusado, quien trabajaba como empleado municipal, más precisamente, en el área de Inspección General, de donde renunció con un juicio laboral en 2009, presentaba al momento de quedar detenido un arañazo en el rostro, a la altura de uno de sus pómulos, el cual se cree fue provocado por Ortega cuando se resistió a ser asesinada.

COMENTARIOS