EL ESCENARIO

El desafío de encontrar los consensos

La elección de ayer fue atípica. Lejos del voto más fluctuante y “libre” que suele propiciar una elección de medio término, donde no está en juego la conducción de un gobierno y se suele apuntar a darle herramientas para un mayor control a la oposición, esta vez el clima de tajantes divisiones entre los argentinos –muchas veces alentado tanto por el oficialismo como por el kirchnerismo- generó una fuerte polarización del electorado, fenómeno que le rindió mayores frutos a Cambiemos, aunque la ex presidenta Cristina Fernández logró ingresar al Congreso.
Pero más allá del triunfo holgado de Cambiemos –se impuso en catorce distritos del país-, resulta impensado que un gobierno pueda administrar sin los consensos necesarios con otras fuerzas, entre ellas, un peronismo que marcha hacia una renovación y es vital para enriquecer el debate político. Dicho de otro modo, dejar atrás la “grieta” y trabajar en pos de los consensos es el camino que tienen por delante todos los espacios políticos.

COMENTARIOS