El martillero Di Palma destacó un impulso del mercado gracias a los créditos.
El martillero Di Palma destacó un impulso del mercado gracias a los créditos.
IMPULSO ECONÓMICO

Los nuevos créditos movilizan el mercado inmobiliario en el segundo semestre

Según Di Palma, la nueva línea de Procrear Joven “abre una nueva franja para un segmento importante del mercado que va a poder acceder a su primera vivienda”.

El mercado inmobiliario continúa registrando un mayor movimiento en el actual curso del  segundo semestre previo a las elecciones  y luego de todos los anuncios crediticios realizados, en el que se incluye el programa Procrear Joven, lanzado hace pocas semanas por el gobierno.
Daniel Di Palma, presidente del  Colegio de Martilleros de nuestra ciudad destacó la actualidad del mercado y “el mayor movimiento registrado luegode los nuevos anuncios de créditos para todos los bancos, privados y estatales, lo que hizo que hubiera una mayor demanda para algún tipo de inmueble en especial”.
La nueva línea de Procrear Joven que generó una ola de más de 100.000 inscripciones en la provincia durante la primera semana,según Di Palma “abre una nueva franja para un segmento importante del mercado  que va a poder acceder a su primera vivienda”, más allá de que lógicamente tome algún tiempo hasta que se pueda viabilizar, formar carpetas e iniciar el proceso de entrega de los créditos, que en Junín ya sumaron 515 inscripciones en la primera semana.
Desde el sector inmobiliario ven también con buenos ojos los créditos lanzados por el Banco Nación.
“Están generando mucha consulta para la construcción, porque también tenemos que ver que hay que empezar a satisfacer esa demanda de inmuebles entre ochocientos y  un millón y medio de pesos que ya hoy de momento es muy poco lo que queda en mercado”. 
En ese sentido aseguró: “vamos a tener que ver qué proyecto nuevo de obra y construcción se puede volcar al mercado para que se puedan satisfacer esas necesidades y esos créditos”.

Estabilidad para el crecimiento
Las expectativas para el año próximo son positivas de la mano de lo créditos y algunas otras variables.
“Los créditos existentes más los créditos por venir, más algún incentivo en el orden de créditos para la construcción que es lo que va a faltar para satisfacer la demanda de ese tipo de inmuebles que ya quedan pocos. Sumado a la expectativa de que puedan volcar sectores importantes de la economía sus dividendos, entendemos que el 2018, con una menor inflación y un pronóstico de crecimiento del producto bruto interno del 2 o 3%, puede ser un año similar al que estamos viviendo, posterior a las elecciones ya de este año”, expresó Di Palma.
“Se espera una estabilidad de crecimiento económico con una tasa sin mayores sobresaltos en 2 o 3%”, concluyó.

COMENTARIOS