Eduardo Naya, titular de la Agencia de Seguridad Vial.
Eduardo Naya, titular de la Agencia de Seguridad Vial.
EL PROBLEMA DE LA INSEGURIDAD VIAL

Siete sectores de la ciudad concentran la mayoría de los accidentes de tránsito

Según un relevamiento realizado por Democracia sobre la base de las estadísticas del municipio, las zonas con más siniestros son la Ruta 188, barrio Noroeste, El Molino, Pueblo Nuevo, El Picaflor, Las Morochas y el área céntrica.

Aprobada hace algunos meses por el Concejo Deliberante, la ciudad continúa en emergencia vial hasta 2018, lo que faculta al Poder Ejecutivo a tomar mayor cantidad de medidas de las habituales y con una mayor celeridad respecto del tema que afecta y deja consecuencias en muchos casos irreversibles en la comunidad: los accidentes de tránsito.
En este sentido, el Municipio se encuentra llevando a cabo acciones para reducir el número de accidentes en la Ciudad como la reciente instalación de reductores de velocidad y las campañas de educación vial que se realizan en jardines de infantes y escuelas primarias y secundarias, organizadas por las áreas de Educación, de Seguridad, de Seguridad Vial y de Policía Local del gobierno de Junín.
Además, inició la elabració de estadísticas sobre la problemática. En este sentido, según se desprende de la información brindada por la Agencia Municipal de Seguridad Vial (AMSV), obtenidas a través de los registros que realiza el servicio de ambulancias de Intermed, los sectores que registran mayor cantidad de accidentes en los últimos dos meses se ubican sobre la Ruta Nacional 188 y en distintas zonas de los barrios Noroeste –inmediaciones del Hospital Interzonal-, El Molino –avenida San Martín, Almafuerte-, Pueblo Nuevo, El Picaflor–con avenida San Martín también como eje de siniestros-, Las Morochas y la zona del Centro.


Eduardo Naya, titular de la AMSV, se refirió a la situación y destacó las actividades que se realizan para cambiar una realidad que no favorece a nadie.
“Cuando tomé la agencia no había estadísticas y eso es ocultar la realidad. Las estadísticas no me favorecen pero yo sé que estoy haciendo todo lo que la agencia puede hacer para que esto mejore. Ahora, si no colaboramos entre todos esto no lo arregla nadie”, enfatizó.
La agencia se encuentra centrada en infracciones de tránsito y de ordenamiento pero desde abril de 2016 comenzó a llevar estadísticas de los siniestros ocurridos en distintos sectores de la ciudad y planea llevar a cabo, a futuro, un seguimiento de los mismos.
“Empezamos a llevar las estadísticas en base a lo que nos provee como información la empresa contratada para que haga los traslados de los heridos en la vía pública que es Intermed desde abril de 2016. Lógicamente escapan a éstas las colisiones o caídas en las que Intermed no participa y tampoco policía”, aclaró pero asegura que la intención es poder seguir los casos.
“Queremos poder llevar un seguimiento con el hospital, por ejemplo, si una persona ingresa a raíz de un accidente grave saber cómo evoluciona o si finalmente fallece, eso cambia totalmente”, indicó.

Mapa accidentológico
Desde la Agencia, mensualmente, confeccionan mapas en los que destacan las zonas álgidas de la ciudad, donde mayores colisiones ocurren y las catalogan según el tipo que puede ser auto-auto; auto-moto; moto-moto; y accidentes varios, que incluye siniestros en lo que según Eduardo Naya, “los conductores se caen de la moto, es decir chocan solos”, y para sorpresa de muchos, son la mayoría.
Asimismo, en dicho mapa se puntualizan los domicilios de los infractores con la finalidad de conocer los barrios y sectores donde mayor educación vial se requiere y planificar las campañas correspondientes.
Naya asegura que “hay que trabajar en muchos sectores de la ciudad. El gran problema de Junín no es el tránsito en general, el problema de Junín son las motos”.
“Tenemos el índice de accidentología en moto pero a la vez tenemos mayor cantidad de motos, es lógico que tengamos más accidentes en motos. Hay que analizar bien la estadística. Somos de las ciudades del país que más motos tiene por habitante. Aumentan las ventas de las motos nuevas ¿y qué pasa con todas las usadas que circulan?”, cuestiona.

Trabajo en distintas áreas
La reciente localización de los reductores de velocidad fue realizada en pos de intervenir los diferentes cruces peligrosos de la ciudad. En ese sentido, Naya destacó el trabajo conjunto de distintas áreas.
“La Agencia de Seguridad reflotó lo que se venía haciendo que es el observatorio de tránsito. No solo eso, lo llevó adelante para poder hacer el trabajo y creó un área que pedimos para colaborar que es el de Planificación Urbana”, explicó.
La tarea comenzó en los frentes de las escuelas, lugares donde hay mucho cruce de peatones y peatones menores. Zonas donde el tránsito es de mayor velocidad en los cruces de ciertas esquinas.
“Incluso se hizo un estudio y lo iremos viendo en un futuro cercano, como por ejemplo las rotondas de Benito de Miguel y Padre Respuela y la de Primera Junta y avenida San Martín”.

COMENTARIOS