Héctor Azil, secretario general de la Filial Junín de ATSA.
Héctor Azil, secretario general de la Filial Junín de ATSA.
FATSA Y LOS CONVENIOS DE TRABAJO

“Muchachos, hay que unirse”, dijo Evita

Un 21 de septiembre de 1935 fue creada la Asociación del Personal de Hospitales y Sanatorios particulares de la ciudad de Buenos Aires, que fue un pilar esencial en la construcción de nuestro sindicato a nivel nacional. Continuaron creándose filiales a lo largo de nuestro país: Salta y Rosario en 1935, Córdoba en 1937, San Juan, Santa Fe y Santa Cruz en 1940, Entre Ríos, Mendoza y Bahía Blanca en 1944.
Todas las primeras organizaciones de sanidad tuvieron en común tres objetivos: lograr la jornada de trabajo, el mejoramiento salarial de nuestros compañeros y un objetivo de una importancia trascendente que demostraba las inquietudes de los nuestros compañeros que se lanzaban a la vida gremial: la capacitación de los trabajadores.

Divididos
En 1945, obtuvo su personería gremial la Asociación del Personal de Hospitales y Sanatorios Particulares, y en 1948 la consiguió la Unión Gremial de Especialidades Químicas, Bioquímicas y Farmacéuticas, organización formada por trabajadores de laboratorios de especialidades medicinales y de droguerías.
En 1949 comenzó una larga negociación entre estas dos instituciones existentes en el ámbito de la salud –la Asociación y la Unión-, con el fin de construir una sola organización gremial fuerte, poderosa y representativa.
Durante este gobierno justicialista se había sancionado la Ley de Convenciones Colectivas de Trabajo, y todos los sindicatos se abocaban a la tarea de construir sus Convenios de actividad. Como nuestra actividad estaba dividida en dos organizaciones esto no se concretaba. Intervino en forma personal Evita. Fueron varias las reuniones y los intentos, y el consejo amistoso fue escuchado: “Muchachos hay que unirse. En la medida en que ustedes no se unan, ninguno de los dos discutirá el convenio.”
Nuestra federación surgió de la fusión de la Asociación del Personal de Hospitales y Sanatorios Particulares y la Unión Gremial de Especialidades Químicas, Bioquímicas y farmacéuticas. El 22 de mayo de 1950 se formalizó la integración de la Asociación y la Unión. El 29 de noviembre de ese año se obtuvo la Personería Gremial, y se registró con el Nº 156, y el 14 de marzo de 1951 se publicó en el Boletín Oficial.
Por un tiempo se denominó Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina, así negociamos los primeros Convenios Colectivos. Luego, por Resolución Nº 133 del 28 de Junio de 1955 del Ministerio de Trabajo y Previsión se homologó el nuevo Estatuto Social en el que FATSA adquirió su nombre actual, dejando el de ATSA para las filiales de todo el país.

COMENTARIOS