BUSCAN CAPTAR EL VOTO EN LA CUENTA REGRESIVA HACIA LAS PASO

Apuran las actividades de campaña los principales espacios políticos de Junín

En el oficialismo comunal, los precandidatos se pegan al intendente Pablo Petrecca, con un mayor nivel de conocimiento y adhesión, con el objetivo de acrecentar el caudal de votos; Unidad Ciudadana centra sus críticas en el ajuste económico; y 1País señala que la ciudad está estancada y sin rumbo.

Más allá de las diferencias políticas, la imagen en los locales de campaña de los principales espacios políticos de Junín, ayer, era prácticamente idéntica: funcionarios, dirigentes y militantes doblando y ensobrando boletas para repartir puerta a puerta o, de ser posible, entregarlas en mano.
A tres días de las PASO, el debate de propuestas entre los distintos sectores ha estado casi ausente en la ciudad, quizás en sintonía con la falta de diálogo político que hubo este año y medio en el Concejo Deliberante, y con los permanentes cortocircuitos entre oficialismo y oposición.
En efecto hasta el momento la campaña electoral se centró particularmente en recorridas barriales, apuntando al contacto interpersonal con los vecinos, cuyas demandas varían según cada partido político: para el oficialismo existe un alto grado de satisfacción vecinal por la obra pública; desde Unidad Ciudadana aseguran que el modelo económico actual le “desordenó” la vida a muchos vecinos; y para 1País, además del ajuste económico, existe un fuerte retroceso en temas clave, como la seguridad, el tránsito o el desarrollo productivo.

Estrategias
Por el lado del oficialismo comunal, el intendente Pablo Petrecca se puso al frente de la campaña electoral, acompañando y mostrándose al lado de los precandidatos en cada inauguración de obras, timbreo o recorrida barrial.
Así, en sintonía con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, el jefe comunal apunta a que su imagen –con un mayor nivel de conocimiento y adhesión popular- reemplace a la de los postulantes en la boleta, que tienen un bajo nivel de conocimiento, imprescindible para cosechar votos.
Entre los ejes propuestos por el oficialismo figura al tope de la lista la obra pública. De hecho, en las últimas semanas el jefe comunal macrista acompañó a sus precandidatos Juan Tolosa Rossini (primer concejal) y Juan Fiorini (secretario de Gestión y Modernización y primer senador por la Cuarta Sección electoral) a supervisar obras de asfalto, con la promesa de pavimentar más de 200 calles este año.
En Unidad Ciudadana, en línea con el cambio de estilo en los actos de la ex presidenta Cristina Fernández, donde se muestra una ex mandataria más amable, sensible a los problemas de los vecinos (sobre todo si fueron generados por el gobierno actual), el kirchnerismo juninense, liderado por la diputada provincial Rocío Giaccone y que lleva arriba en la lista a la edil y precandidata a revalidar su mandato Maia Leiva, apunta a mostrarse al lado de “las mayorías que no la están pasando bien” con este modelo económico. También realizaron una intervención urbana visualizando un Fiat 600 en Roque Sáenz Peña con la inscripción “600 días de promesas incumplidas”, en referencia a la ausencia de transporte públicos de colectivos en la ciudad, una de las principales promesas de campaña del oficialismo, que aún no se concretó, aunque el jefe comunal aseguró que antes de fin de año habrá micros en las calles. Y esta semana presentaron un proyecto para implementar el transporte público, con quince unidades y seis líneas que funcionarían a partir de la creación de una sociedad del Estado.
El frente 1país proyecta una boleta con dos caras, en el frente, Sergio Massa, y al dorso, su socia estratégica, Margarita Stolbizer. Un binomio donde Margarita le aporta al tigrense una alta cuota de no peronismo, de lucha contra la corrupción, y que le posibilita al frente sumar un electorado que naturalmente no hubiese votado a un peronista clásico, ejecutivo, como Massa.
La falta de rumbo en la gestión de la ciudad, los problemas del tránsito y la inseguridad, junto a las consecuencias negativas del modelo económico son las principales críticas del meonismo a la actual gestión, como así también la falta de diálogo del Ejecutivo, especialmente a partir del veto de Petrecca al proyecto de la mesa de diálogo social impulsado por el massismo.
El Frente Justicialista Cumplir, que lidera Florencio Randazzo, y que en Junín se presenta con dos listas que competirán en las PASO apuesta a presentarse como la renovación del peronismo, con un perfil ejecutivo (la recuperación del ferrocarril, el DNI digital) y vinculado al desarrollo productivo del país. Aspira a restarle votos tanto a Unidad Ciudadana como a 1País.
Por el lado de los espacios vecinalistas, Junín Bicentenario, que lidera Juan Manuel z, tiene como principal propuesta pensar participativamente sobre los temas centrales para el futuro de Junín. Y Por Un Nuevo Junín, que lleva como primer precandidato a concejal al ex titular de Anses Nazareno Diotti, basa su agenda en temas locales, como el tránsito, la inseguridad, y si bien Diotti destacó la llegada de algunas obras, cuestionó que “la gente no llega a fin de mes” y el agravamiento de la inseguridad.

El umbral para superar las Primarias
Las fuerzas políticas que competirán en el ámbito local en las elecciones primarias del 13 de agosto deberán obtener un mínimo de casi 800 votos para permanecer dentro del proceso electoral y poder participar de las elecciones generales que se celebrarán en octubre.
El dato surge del cálculo en base a la cifra de electores publicada hasta el momento por la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires, que señala que en el partido de Junín hay este año 77.007 personas en condiciones de votar.
El número permite realizar una aproximación de cuántos votos requerirán las listas de precandidatos a concejales para superar con éxito una de las condiciones de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.
Es que la ley establece que para poder participar de la elección general las alianzas o los partidos políticos deberán obtener en las PASO como mínimo el uno y medio por ciento (1, 5 %) de los votos positivos válidamente emitidos en cada distrito (en los comicios de 2015 en Junín hubo 51.479 votos positivos, por lo que es posible deducir que el piso se ubicará alrededor de los 800 sufragios).
Es decir que las fuerzas que en agosto no superen ese piso quedarán fuera de la competencia.

Diecisiete listas en pugna
Este año la Junta Electoral habilitó la participación en las primarias de un total de 17 listas de precandidatos a concejales (quedó fuera de carrera la lista de Unidad Ciudadana que encabezaba Carlos Vozzi). Se trata de un número elevado, pero que se ha vuelto frecuente en las PASO. De hecho, en las elecciones de 2015 hubo 19 listas en competencia; en 2013, diez; y en 2011 participaron once listas a nivel local.
En todos los casos, ya sea en los espacios donde hay lista única como en los que competirá más de una línea interna, el desafío consiste en superar el 1,5%.
Pero esa es una meta que tiene especial importancia para los partidos más chicos, los cuales podrían quedar en el camino a causa de sólo un puñado de votos.
Por esa razón para estas fuerzas resulta decisivo el comportamiento de algunas variables todavía difíciles de ponderar entre las cuales figuran el nivel de participación del electorado y la cantidad de votos blancos y nulos que sean emitidos.

COMENTARIOS