ÍDOLO DE NUESTRA CIUDAD

Junín homenajeó a Eusebio Marcilla al cumplirse 103 años de su natalicio

Hubo exposición de autos clásicos, paseos y una pista para que los más chicos aprendan las normas de tránsito. La actividad fue organizada de manera conjunta por la agrupación que lleva su nombre y el acompañamiento del Gobierno de Junín.

Decenas de vecinos de la ciudad participaron este domingo de las actividades desarrolladas para recordar al gran piloto juninense Eusebio Marcilla, al cumplirse 103 años de su nacimiento.
La jornada, que se realizó en la plaza Marcilla, fue organizada de manera conjunta por la agrupación que lleva el nombre del corredor y la Dirección de Deportes del Gobierno de Junín, a cargo de Daniel Pueyo. Entre los principales atractivos, hubo exhibición de autos clásicos y coupés, paseos y una pista montada para que, de manera lúdica, los más chicos tengan un acercamiento a las normas de tránsito.
En el marco de este lindo proyecto, Pueyo indicó: “La idea fue recordar a Eusebio en su cumpleaños como lo hacen siempre los fierreros, con ruido y con todos los autos que hoy están llevando a dar un paseo a los chicos. Estos paseos tienen como objetivo que a los chicos les pique el bichito del automovilismo y que puedan disfrutar de la pasión que genera este deporte”.
Además, agregó: "Tenemos un parque temático de seguridad vial en el que, a través de un circuito muy práctico, se enseñan diferentes cuestiones que hacen a la seguridad vial. Esto es importante porque muchas veces son los propios chicos los que les enseñan las normas de tránsito a los padres o les marcan cuando cometen alguna infracción”.

Por su parte, Edmundo Marcilla, sobrino del ídolo y presidente de la agrupación, remarcó: "Hay gente joven que no lo conoció y que es muy fanática de Eusebio, esas son cosas que logran los ídolos. Eusebio era alguien muy inquieto, quería saber, por eso a los 14 años pidió autorización a los padres para trabajar en un taller y empezó a estudiar en la Escuela Panamericana de Motores. Así que cuando le picó el bichito de la velocidad ya tenía el jardín de infantes hecho con sus conocimientos de mecánica”.
“Pero la figura de Eusebio no sólo es recordada por el deporte, sino también por la parte humana y solidaria”, agregó y recordó: “Cuando debutó, en el año 40, paró a socorrer a los Gálvez que se habían desbarrancado; después tuvo un accidente Marimón (Domingo), a quien también lo socorrió y lo llevó al hospital en La Pampa”. “Eusebio era muy solidario en el deporte y más allá también. Ese es el motivo de que tanta gente nos acompañe y que cada año recuerde a esa figura”, finalizó.

Aquel gran gesto que lo transformó en el "Caballero del Camino"
En 1948, Eusebio Marcilla (16/07/1914 - 14/03/1953) corrió el Gran Premio de América del Sur, conocido como “la Buenos Aires - Caracas”, junto a su acompañante Miguel Salem. Su auto llevaba el número 14 y la inscripción “Ciudad de Junín”.
El 29 de octubre Juan Manuel Fangio y su acompañante Daniel Urrutia sufrieron un grave accidente. Marcilla decidió socorrerlos y trasladarlos hasta un hospital que se encontraba a 20 kilómetros. Luego de dejarlos allí, continuó la carrera. Urrutia falleció, pero Fangio se recuperó.
Ese gesto privó a Marcilla de la que hubiese sido la mayor victoria deportiva de toda su carrera, dado que por esa pérdida de tiempo llegó segundo a 12 minutos de Domingo Marimón, quien resultó ganador. Por esta notable actitud, a Marcilla se lo conoce mundialmente como “El Caballero del Camino".

COMENTARIOS