None
CAMBIOS EDUCATIVOS

La nueva secundaria en la rama privada

Desde DIPREGEP expresaron que la información es esencial y esperan que los cambios sirvan para apuntalar a los alumnos para continuar sus estudios superiores o desenvolverse en el mundo del trabajo.

Los alumnos secundarios de la Provincia, y en Junín también, no tuvieron clases ayer porque los docentes y directivos participaron de una jornada institucional de capacitación.
Y en este contexto, en lo que hace a la gestión privada, Cristina Giaccobone, inspectora jefe regional de educación privada dijo ayer que también las escuelas de la rama participaron de esta jornada institucional para avanzar en la difusión de la nueva escuela secundaria.
"La información es esencial en todos los aspectos", destacó la funcionaria educativa resaltando como destinatarios principales, los alumnos y las familias.
Giaccobone afirmó que "no se trata de un cambio abrupto. Es fruto de un proceso que se fue dando en forma gradual. Las familias ya están tomando conciencia de esta nueva escuela secundaria".
Como rasgo importante mencionó la obligatoriedad de la nueva escuela secundaria que posibilite "reales aprendizajes con apoyo a los alumnos para que puedan formar parte del mundo del trabajo o seguir estudios superiores. La escuela secundaria comprende seis años obligatorios y se está trabajando en nuevas orientaciones y modalidades".
Aclaró que las escuelas en todas las provincias están analizando las orientaciones a brindar de acuerdo a sus estructuras, sus docentes y la matrícula.

Características

"Las modalidades -agregó- son la secundaria común, la secundaria técnica-profesional y la de arte. La primera contempla modalidades como ciencias naturales y sociales, que ya estaban pero tienen un gran cambio en el aspecto curricular, otorgando títulos de bachilleres de acuerdo a la orientación".
"Todas las orientaciones tienen un tronco común que incluye a las escuelas técnicas", mencionó la inspectora jefe de la rama privada haciendo hincapié en que "muchos alumnos en nuestro país, que pasaban de una provincia a otra tenían dificultades por el tema de equivalencias. Acá hay toda una organización nacional donde, si bien cada jurisdicción le da su impronta, los alumnos podrán pasar de una provincia a otra sin las complicaciones que tenían en la antigua escuela secundaria", expresó.
Ponderó que "habrá materias comunes con recuperación en algunas disciplinas y otras específicas de la modalidad que se van a dar en los últimos años" a la vez que consideró importante la "presencia de un profesor tutor que se implementará en el primer año, cuando comienzan los alumnos en su paso por la secundaria y en el sexto año para apoyarlos y contenerlos en el egreso ya sea para el mundo del trabajo o en la continuidad de los estudios superiores".
"Esperemos que toda la escuela secundaria, con el nuevo diseño curricular, apuntale a los alumnos para continuar sus estudios o desenvolverse en el mundo del trabajo", reiteró.
Giaccobone expresó su deseo de que la característica de obligatoriedad de la nueva secundaria "comprometa a todos. A los alumnos para que vayan a la escuela y aprendan con deseos de obtener conocimientos y terminar sus estudios; que posibilite a los docentes capacitarse en los nuevos contenidos y hagan sus aportes y la familia debe apoyar el trabajo institucional, reforzando la idea de que los adolescentes tienen derechos y también obligaciones, es decir, que no hay que esperar a que sean adultos para que actúen como ciudadanos."
"En este nuevo nivel estamos favoreciendo ese desarrollo del ciudadano en las escuelas", resaltó la funcionaria educativa.

COMENTARIOS