JOSÉ LUIS CUENTA SU EXPERIENCIA

Cómo adoptar cuando no se tiene pareja

José Luis Caiezza (50 años) es de Juan Bautista Alberdi y hace un año y tres meses que está conviviendo con Joaquín, de trece años, tras transitar un proceso de adopción, que lo tuvo a él como protagonista.
“Siempre dio vueltas en mi cabeza la idea de ser papá. No pude serlo de forma biológica cuando estuve casado, y después de mi divorcio, la idea cobró fuerzas nuevamente, a pesar de los miedos que me generaba la adopción monoparental”, dijo José a Democracia.
“Por ese motivo decidí inscribirme en el Registro Único de Aspirantes a Guardas con fines de Adopción, en diciembre de 2014. Y poco tiempo después me contacté con Ser Familia por Adopción A.C. y con Encuentro Adopción Junín vía Facebook, quienes me invitaron a participar de los Encuentros mensuales”, apuntó.
Aseguró que poder participar en este Grupo, fue fundamental para aprender mucho sobre adopción, sacar mitos y perder miedos. “Entender que todo gira alrededor de los niños que esperan una familia, y no en función de los adultos que buscamos paternar”, destacó.
“En marzo de 2016, recibí un llamado del Juzgado de Familia N°1 de Tandil. Viajé a esa ciudad, y conocí a Joaquín. Tuvimos onda de forma inmediata. Desde el primer momento supe que podía funcionar. Todo el personal del Juzgado, me brindó mucho apoyo y contención en la etapa de Vinculación, que fue relativamente corta. A los diez días de habernos conocido, Joaquín vino a pasar unos días a mi casa, y ya no regresó más al Hogar de Tandil”, dijo.

“Experiencia única”
“Es una experiencia única, imposible ponerla en palabras. Si bien no es fácil, como supongo tampoco es fácil la crianza de hijos adolescentes biológicos, es algo maravilloso. Te cambia la vida.
Sólo se toma real dimensión de la adopción de niños mayores cuando se experimenta. Muchas personas que desean adoptar tienen miedos, basados en mitos y comentarios sin fundamentos, por lo que tienen un perfil adoptivo muy acotado. Es muy interesante poder ampliar ese perfil, y no solo porque se acortan los tiempos de la adopción, sino porque es una experiencia hermosa. Participar de Grupos de Autogestión que aborden la temática es el mejor consejo que puedo darles a las personas que deseen formar una familia por adopción”, aseguró.
“En el mes de marzo de este año, tuvimos la sentencia de Adopción Plena, por lo que ya somos legalmente familia”, dijo José.
Aclaró que Joaquín sigue manteniendo el vínculo con sus hermanas que viven en Bahía Blanca y en Tandil. “Comenzar a relacionarme con las familias que han adoptado a las hermanas de mi hijo, también es una nueva experiencia que comencé a vivir. Al principio fue vía telefónica, por Whatsapp, videollamadas, hasta que nos conocimos y compartimos días en Tandil, y finalmente este año programamos nuestras vacaciones para tener un encuentro. Hoy puedo decir que somos una gran familia”, dijo.
“En mi caso en particular, el juicio de adopción fue iniciado de oficio por el Juzgado de Familia N°1 de Tandil, por lo que no tuve que contratar abogados, ni tiene costo alguno. La sentencia nos llegó a nuestro domicilio por Cédula Policial, y hace unos días recibimos la Partida de Nacimiento en el Registro de las Personas de nuestro pueblo. Sólo nos resta tramitar el nuevo DNI”, manifestó.

COMENTARIOS