PREPARAN UNA MULTITUDINARIA MARCHA PARA EL 10 DE DICIEMBRE

Después del fin de la medida, el campo piensa en el Congreso

El campo cerró ayer un paro nacional de ocho días con fuertes críticas al Gobierno nacional y la promesa de mantener movili-zaciones y asambleas a lo largo y ancho de todo el país, al tiempo que comenzó a definir algunas de las medidas que buscará instalar en el Congreso a partir del 10 de diciembre.

Tras ocho días de un paro que el campo cerró con masivos actos en Villa María, Córdoba, y Chajarí, Entre Ríos, los productores rurales buscarán ahora mantener presente su reclamo contra la política agrope-cuaria oficial con marchas que desembocarán en un acto frente al Congreso el 10 de diciembre próximo, según anunciaron.
El séptimo paro rural durante el gobierno de Cristina Kirchner se sintió con fuerza en el Mercado de Liniers, donde casi no se comercializó hacienda, y también en el sector cerealero, pero ahora el desafío es mantener movilizados a los chacareros para que la protesta siga teniendo presencia y el tema no baje de la agenda pública, según reconocieron.
Los principales actos de clausura realizados en Villa María (Córdoba) y Chajarí (Entre Ríos) transmitieron el objetivo de la dirigencia agropecuaria: la pretensión de recibir la jura de los nuevos legisladores en la Plaza de los Dos Congresos con una concurrencia multitudinaria el 10 de diciembre.

A la plaza

En su discurso, Buzzi repitió una decena de veces que los productores van a seguir “movilizados”. “Fuimos capaces de sentir y de soñar que se podían llenar las plazas, los monumentos, ahora debemos volver a sentir que nos movilizamos: necesitamos ser miles y miles: llenar la Plaza del Congreso”, insistió el dirigente bajo una tenue llovizna, en Villa María.
Además, Buzzi reiteró sus críticas al gobernador bonaerense Daniel Scioli, al decir que “es el perro faldero” del ex presidente Néstor Kirchner.
El acto reunió a Carlos Garetto, titular de Coninagro, a Néstor Roulet, vice de CRA; y a Buzzi, en la plaza Centenario de la ciudad cabecera de la vasta cuenca lechera cordobesa.
Desde Chajarí, Entre Ríos, en la despedida del paro que tuvo un alto acatamiento en el cese de ventas ganaderas y granarias resonó la despedida del líder de FAA, Alfredo De Angeli: “El paro se levanta, pero la protesta va a seguir. No le vamos a aflojar y le vamos a sacar la careta a los mentirosos”.
Por su parte, Llambías arengó a favor de la “unión” porque al país “lo vamos a hacer entre todos” y también invitó a concurrir a la plaza del Congreso.
Garetto, quien habló después del vice de CRA, Néstor Roulet, aseguró que la etapa que le espera al agro “es tan dura” como la que han pasado “hasta el momento”.
“Por eso es necesario mantener la presencia”, recomendó en referencia al estado de ánimo del productor.
“Creen que sembrando pobreza van a cosechar votos”, dijo Garetto en referencia a la estrategia gubernamental hacia el campo, sin diálogo ni respuesta a las 22 cuestiones que la Mesa de Enlace planteó a funcionarios el pasado 31 de julio.
El campo continuará movilizado porque ése fue el acuerdo que lograron los dirigentes el pasado miércoles cuando discutieron hasta consensuar si prolongaban el paro hasta el próximo martes 8 de septiembre, o lo levantaban.
Finalmente se decidió terminar el paro y marchar el 8, Día del Agricultor a la Casa de Gobierno de Chaco para reclamar al mandatario Jorge Capitanich soluciones a distintos problemas de la provincia.
Ese día la fuerza del campo bonaerense impulsada por el Consejo Federado Bonaerense que preside Guillermo Giannasi (FAA) y la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, Carbap, convergerán en Olavarría.

COMENTARIOS