PROYECTO DE ORDENANZA

Piden un equipo móvil para castraciones de animales

Vera sostiene que en el tema deben comprometerse el Municipio, la comunidad, la Sociedad Protectora y el Centro de Zoonosis.

El concejal justicialista Abel Vera presentó un proyecto de ordenanza vinculado a la generación de campañas de castración, la cual debe ser encarada desde el Municipio en relación a aportar el pago de los honorarios profesionales, los medicamentos e insu-mos en general. Además, deberá conseguir un vehículo móvil para el traslado de los profesionales y todo el equipo necesario para establecerse en la zona destinada a realizar las respectivas castraciones.
También –según la iniciativa del edil- deben intervenir en el tema “la población, que deberá tomar conciencia del tema y decidir responsablemente la castración de sus animales domésticos; veterinarios y técnicos, que deberán movilizarse a las zonas que se designen para la realización de las castraciones; la Sociedad Protectora de animales y el Centro de Zoonosis de la Municipalidad”.
Por este proyecto se solicita la creación de un “móvil de zoonosis, que contará con las condiciones técnicas y de higiene inherentes a lo requerido para el funcionamiento de una sala de quirófanos donde se llevarán a cabo las castraciones, recorriendo los diferentes barrio de la ciudad de Junín”.
El Municipio –de acuerdo al proyecto- “tendrá a su cargo la responsabilidad de determinar el cronograma de castraciones, detallado por los profesionales actuantes, días, zonas y horas de las mismas. Además de proveer a los profesionales, técnicos y voluntarios de todos los materiales necesarios para la realización de las mismas, como ser: móvil de zoonosis, mesas, sillas, material descartable, medicamentos, artículos de limpieza y todo lo necesario para llevar a cabo el trabajo. También deberá ocuparse del pago de los respectivos honorarios de los profesionales y técnicos que presten sus servicios en la campaña de castración que se realicen en las diversas zonas, mediante Contratos de Locación de Servicios entre La Municipalidad y los Veterinarios, previo acuerdo de honorarios mensuales entre las partes, en concepto de una jornada laboral de 6 horas corridas de lunes s viernes”. Como obligación del Municipio también se establece la designación “por medio de un cronograma donde se detallen los lugares, las zonas y los días que se llevarán a cabo las castraciones. También deberá ocuparse de movilizar (trasladar) el trailer, al veterinario y sus técnicos a los lugares de trabajo; esto es, definir un punto de encuentro y llevarlos hasta la zona de trabajo y una vez finalizada la jornada laboral, volver a dejar al equipo en el punto de encuentro. Esta rutina deberá realizarse de la misma forma durante todo el tiempo que dure la campaña de castración”.
El financiamiento para esta iniciativa debe surgir de las partidas presupuestarias, que en cada período fiscal determine el Departamento Ejecutivo, en el Presupuesto de Gastos y Cálculo de Recursos del Ejercicio Económico – Fiscal, de acuerdo a lo manifestado por el edil Abel Vera en su iniciativa.
Vera también establece en su proyecto que los veterinarios y su equipo técnico serán los responsables de realizar las castraciones en las zonas, días y horarios que determine la Municipalidad. Está previsto que en la jornada laboral de seis horas corridas, se realicen por lo menos 10 castraciones. Serán los responsables de perpetrar las respectivas operaciones de manera profesional, cuidando y priorizando en todo momento la salud del animal”.
En cuanto a la Sociedad Protectora de animales y el Centro de Zoonosis del municipio establece como responsabilidades que los mismos deberán “actuar en función de respaldo hacia la campaña con los recursos técnicos y humanos que posea”.
El artículo noveno establece que “las personas que posean mascotas o aquellas que deseen voluntariamente castrar a los animales callejeros, deberán llamar a las oficinas de La Sociedad Protectora de animales o al Centro de Zoonosis para que se les otorgue un turno para la castración de los respectivos animales. Allí se llevará una planilla de control permanente en la cual se registren todas las castraciones que se realicen y se puedan llevar un control formal del tema”.
Además de fijar que se debe realizar una intensa campaña de difusión por los medios de comunicación locales, se establece en el artículo 10 que “está previsto que la campaña de castración y concientización tenga una duración de seis meses inicialmente. Una vez finalizada la primera etapa de seis meses, se evaluarán los resultados y en función de ellos, se determinará si se le dará continuidad en el tiempo. En el caso que se decida continuar con la campaña de castración y se tome la decisión de hacerla más masiva, se tendrá en cuenta la alternativa de sumar a las todas las veterinarias solidarias que deseen participar en beneficio de los animales”.

COMENTARIOS