None
CON EL FIN DE DESCONGESTIONAR LOS JUZGADOS

Recomiendan medios alternativos para la solución de conflictos

La mediación es considerada el mejor método para solucionar diferencias menores entre las partes. El 60% de los casos que recurren a este sistema, llegan a un acuerdo.

Como informó DEMOCRACIA la semana última, en un comunicado leído por el presidente del Colegio de Magistrados del Departamento Judicial Junín, doctor Domingo Vicente Rizzo, se hizo un fuerte llamado a todos los poderes públicos, nacionales, provinciales y municipales como así también a la dirigencia política, económica y social, además de los actores de la cultura y al ciudadano.
El doctor Rizzo, en declaraciones radiales explicó que la lectura de ese documento denominado "La justicia da un paso al frente", se hizo en todo el país a las 13 horas del miércoles de la semana pasada.
El magistrado señaló que este documento fue redactado por la Federación Argentina de la Magistratura que agrupa a jueces y funcionarios judiciales, y en el mismo se indicó que "en la Argentina se producen más de cuatro millones de conflictos anuales que se judicializan, cuando la Justicia solamente está capacitada la mitad".
"De esos cuatro millones -agregó- la mitad son problemas penales y en la propuesta que hacemos, proponemos métodos alternativos de soluciones de conflicto y herramientas para acelerar los trámites judiciales".
En tal sentido mencionó que "desde hace años se han dado métodos alternativos de solución de conflicto como puede ser la mediación, mientras que en el fuero de Familia tenemos la figura del consejero que intermedia en todas las cuestiones del fuero y al juzgado llegan un porcentaje mínimo de conflictos, ya que la mayoría son transitorios o perduran en el tiempo pero sin tener una gravedad que demande la intervención judicial".
"La Justicia debe estar para casos donde se necesite el conocimiento jurídico con el fin de resolver cuestiones conflictivas", señaló Rizzo.
El presidente del Colegio de Magistrados del Departamento Judicial Junín indicó que "los jueces que existen, están capacitados como para resolver cuestiones jurídicas. En cuanto a lo que se refiere a mediación, que en la provincia falta reglamentar la ley, para ser mediador se debe tener conocimientos específicos ya sea en familia, defensa del consumidor, etc. Existen entes que brinda conocimientos específicos, como por ejemplo el Colegio de Escribanos y en el Departamento Judicial Junín hemos traído gente de La Plata quienes nos dieron jornadas intensivas".
"Nosotros tenemos conocimiento para la mediación pero se necesita un ámbito apropiado y específico para ello. El juzgado tiene otra estructura, no es un espacio adecuado para la mediación", indicó Rizzo quien mencionó que en "la defensoría se solucionan un alto porcentaje de conflictos familiares o vecinales, sin llegar a la Justicia porque muchas veces lo que hace falta es un llamado a la reflexión de quienes están en conflicto".

Importancia de la intermediación

Por su parte, la doctora Ana María Lamacchia, quien pertenece a la oficina de resolución alternativa de conflictos, señaló en declaraciones radiales que "desde 1994 no se ha trabajado en vano en este tema a lo largo y a lo ancho de la provincia de Buenos Aires y del país. Los resultados están a la vista porque tenemos la ley 13.433 que crea la oficina de resolución alternativa de conflictos que está a mi cargo y depende del Ministerio Público Fiscal, siendo un lugar donde las personas pueden solucionar, voluntariamente los conflictos de índole penal que son derivados por los fiscales".
Explicó que se trabaja "en forma pacífica, dialogando, realizando reuniones privadas con cada una de las partes o conjuntas y sobre todo, lo más interesante es que se trabaja con lo que se llama "Justicia restaurativa", porque desde el punto de vista penal existen dos víctimas, la individual y la colectiva, que es la comunidad".
"Buscamos reparar el daño ocasionado", dijo Lamacchia quien consideró que "la comunidad también es responsable para que se alcance, entre todos, la paz social".
La doctora Ana María Lamacchia destacó que el 60 por ciento de los conflictos que llegan a la oficina a su cargo, como hurtos, usurpaciones, lesiones leves, lesiones culposas, obtienen un acuerdo "y de esta manera se descongestiona, en parte, la justicia y que los fiscales y jueces entiendan en causas más graves, a pesar de que para las personas que padecen o sufren un conflicto determinado, por más pequeño que sea, es importante", expresó.
"Desde esta oficina -resaltó- se da toda las posibilidades para que se puedan ir con una respuesta satisfactoria".
Indicó que en el caso de la oficina a su cargo que funciona dentro del ámbito del Ministerio Público Fiscal, debe haber una causa penal iniciada para que se tenga acceso a este mecanismo de resolución alternativa.
"La persona que tiene un problema no puede, en forma espontánea, llegar a esta oficina", dijo la profesional pero a renglón seguido mencionó que fue sancionada la ley de mediación civil, promulgada ya en la provincia de Buenos Aires, por lo cual se irán creando centros para que la gente pueda concurrir en forma espontánea a resolver sus conflictos.
"Este es un espacio diferente que se brinda desde el Ministerio Público Fiscal para que las personas puedan solucionar sus problemas y también es un espacio preventivo, evitando que sucedan cuestiones mayores", indicó la doctora Ana María Lamacchia.

COMENTARIOS