EL INMUEBLE TAMBIÉN PRESENTA SERIOS PROBLEMAS EDILICIOS

Fue cerrado el registro civil del barrio Belgrano por “causas administrativas”

Los trámites que se gestionan en esa delegación ahora deberán realizarse en la sede de Hipólito Yrigoyen 75, según reza un cartel pegado en la puerta de la vivienda de calle Padre Ghío, donde operaba la institución que fue quitada –al menos temporalmente- de circulación.

El registro civil del barrio Belgrano, ubicado en Padre Ghío 375, permanecerá cerrado algunos días “por causas administrativas”, según informaron ayer desde el municipio.
En la puerta del establecimiento fue pegado un cartel que les avisa a los ciudadanos que normalmente gestionan sus trámites en esa delegación que, a partir de mañana, deberán hacerlo en la sede de Hipólito Yrigoyen 75.
El inmueble ya había sido eje discusión días atrás por el deteriorado estado de sus instalaciones, con un cruce de declaraciones entre concejales del Frente Renovador y el sector macrista.
“Ya ha pasado un año de la nueva gestión y aún no vemos que se invierta tiempo y esfuerzo en realizar auditorías de estas entidades en busca de solucionar los problemas estructurales y mejorar la eficiencia del estado"; había declarado en un primero momento la diputada Valeria Arata (FR), luego de observar las instalaciones del registro junto a los concejales Andrés Rosa y Carolina Echeverría.
En respuesta, la diputada Laura Ricchini, de Cambiemos, expresó: “Tenemos todas las gestiones concluidas con el equipo del Registro Provincial de las Personas, y nos encontramos a la espera de la llegada de los fondos necesarios para comenzar el traslado. El registro va a contar con espacios más amplios, y acordes a la finalidad del lugar. Esta gestión es algo con lo que nos comprometimos antes de asumir, y lo logramos. Y no solo eso, sino que también se realizarán trabajos de mantenimiento sobre el registro civil de la zona centro, llevando adelante mejoras que se venían solicitando hace años y que nunca se habían realizado. Luego de 12 años de gobierno del Frente Renovador, en los que los vecinos no tuvieron respuesta, junto con Pablo Petrecca lo logramos en menos de un año. Como siempre, trabajando, golpeando puertas, y llevando adelante acciones concretas de gestión que impacten en la calidad de vida de nuestros vecinos”.
Por su parte, Rosa expresó que “la diputada Ricchini comete un error al enojarse” y contestarles a los representantes del meonismo “en términos personales”, porque “es a los vecinos a quienes debe darle explicaciones”.
Ayer, el concejal descreyó de la versión otorgada por el petrequismo y dijo que la decisión de cerrar el registro civil se debe a la cuestión edilicia. “Con esta medida que se ha tomado son los juninenses de una gran parte de la ciudad los que se ven perjudicados”.

COMENTARIOS