CONCURREN CASI 210 CHICOS EN TODA LA CIUDAD

Jardines maternales: una apuesta para el futuro de muchos niños

Están ubicados en siete barrios juninenses, funcionando de 7 a 14.

Comer, educarse, aprender, compartir, reírse y jugar son algunas de las muchas temáticas que día a día las maestras de los Jardines Maternales de la Municipalidad de Junín enseñan a los casi 210 niños que concurren a estos lugares.
Siete son los espacios diseminados en toda la ciudad para dar respuestas a chicos de entre 45 días y 3 años de edad. Los mismos tienen un objetivo claro y preciso: el cuidado de la salud física y mental, así como la socialización del niño y su iniciación pedagógica.
Además, de acuerdo con el número de horas que los niños permanecen en estos jardines reciben hasta 3 comidas diarias llegando a cubrir, en general, el 70% o más del valor calórico total de sus recomendaciones.
Por su parte, dicho menú presenta diferentes comidas donde se busca introducir alimentos nuevos, variar las formas, colores, sabores y consistencia para que los niños puedan crear un hábito alimentario saludable, además de permitirles que puedan conocer y probar alimentos que no son consumidos en sus hogares.
Por eso, desde el campo nutricional, el objetivo que se persigue es suministrar una alimentación adecuada a la fisiología normal del niño y tratando siempre de crear hábitos positivos. Desde el campo del trabajo social se busca desarrollar niveles de responsabilidad y compromiso de las familias de los niños hacia la institución, para atender y orientar en relación a la crianza de sus hijos y de sus relaciones familiares y comunitarias. En tanto desde el aspecto educativo se planifican actividades según las etapas madurativas que favorezcan el desarrollo psicomotor, intelectual y emocional enmarcadas en el uso del tiempo libre, lo expresivo y creativo, incorporando la formación de hábitos sociales, de convivencia, de cooperación y de socialización en dichas actividades.
Para realizar toda esta actividad, los jardines maternales cuentan con una docente a cargo de la Institución, una auxiliar de limpieza, una auxiliar de la sala y una cocinera. El personal desempeña su tarea de 7 a 14 de lunes a viernes. En relación al equipo técnico, encontramos a una Licenciada en Nutrición y en Trabajo Social que mantiene contacto periódico para atender las necesidades de la institución, del personal, como así también de los niños y sus familias.
Cada una de las áreas antes nombradas tienen sus objetivos específicos como son: desde el ámbito nu-tricional, conocer el estado nutricional de los menores tratando de identificar si hay déficit o exceso de peso. Para esto se realizan mediciones antropométricas, a fin de determinar si el crecimiento es adecuado, es decir si se encuentra dentro de los rangos percentilares normales; desde el ámbito social, atender y orientar a las familias en prácticas participativas. También se busca intervenir con las familias de los niños, con el fin de resolver los problemas que se presentan y desde lo educativo, la planificación de actividades relacionadas con las distintas edades para el desarrollo de los niños incorporándole hábitos sociales.

COMENTARIOS