None
SE CELEBRA EN LA FECHA

19 de octubre: Día del carnicero

Jornada dedicada a aquellos hombres y mujeres que abrazan este oficio

Desde muy temprano, mucho antes de abrir sus locales, los carniceros trabajan en despostar los cortes de carne, preparar los productos elaborados como milanesas y hamburguesas, y limpiar a fondo el local para que esté todo listo y bien fresco a la hora de recibir a la clientela.
La historia cuenta que desde la época romana el oficio de carnicero estuvo reglamentado, diversificado y a veces dotado de algunos privilegios. En la edad media europea era un cargo hereditario.
En 1096 se creó el primer establecimiento de venta de carne en París (actual Place du Châtelet) y de esta forma se inició la casta de la Grande-Boucherie en manos de familias determinadas.
Los estatutos de 1589, en Francia, obligaron a los carniceros a comercializar la carne justo en el instante en el que se pesaba en balanzas y no a ojo como se venía haciendo desde un tiempo muy antiguo.
La carnicería es un establecimiento donde se comercializan diferentes tipos de carnes crudas dedicadas al consumo. También se realizan las tareas de procesado finales tales como despiece y el picado de las carnes.
La legislación vigente Argentina habla de carnicería en todos "aquellos establecimientos dedicados a la manipulación, preparación y presentación y, en su caso, almacenamiento de carnes y despojos frescos (refrigerados o congelados), así como, pero sin elaboración propia, de preparados de carne, productos cárnicos y otros productos de origen animal".
Pero el paso del tiempo también hizo evolucionar a estos locales, donde los carniceros pasan gran parte de sus semanas.
La mayoría de los establecimientos de este tipo solamente cierran el domingo por la tarde; el resto de la semana, con horario cortado o corrido, trabajan para abastecer a sus clientela y consumidores en general.

COMENTARIOS