None
POR UNA DEUDA QUE SE MANTIENE DESDE FEBRERO

Peligra la continuidad del transporte para alumnos de escuelas rurales

Ayer decidieron suspender sus recorridos, cuatro de los ocho prestadoress que brindan el servicio al Consejo Escolar.

La mitad de los transportistas que se ocupan del traslado de alumnos en la zona rural suspendieron el servicio al Consejo Escolar de nuestra ciudad debido al atraso en los pagos por parte del Gobierno provincial.
La consejera escolar Ma-riana Ratto afirmó en torno a esta situación que “lamentablemente la mitad de los transportistas que tiene el Concejo Escolar ya deben suspender el servicio por falta de pago, nuevamente”.
Esto afecta el recorrido desde Laplacette, Saforcada, Campo “La Cruz”, Agustina y los dos recorridos que corresponden a la Escuela 34.
Ratto –en declaraciones radiales- dijo ayer que “el resto de los transportistas aún puede aguantar unos días más la espera en el pago. No es que haya predisposición o no de los transportistas, sino que algunos “tienen más espaldas” que otros para poder aguantar, pero nos están planteando que unos días más en esta semana podrán soportar pero la semana que viene sería imposible para todos”.
La suspensión del servicio de los transportistas que tomaron tal determinación en el día de ayer, lunes, es hasta que reciban el pago, al menos del mes de febrero.
La deuda arrastra desde febrero, marzo y abril con una suma aproximada total de 110 mil pesos, que involucra a ocho transportistas que efectúan 22 recorridos. De ese total, cuatro determinaron parar el servicio en el día de ayer.

Gestiones

La consejera dijo que “nosotros hacemos las gestiones ante la Dirección de Consejos Escolares que es el área que nos debe girar los fondos, pero esto no sucede ya que afirman que el Ministerio de Economía, a su vez, no se los gira a ellos, haciéndose así una cadena donde los únicos perjudicados son los chicos a los cuales se les destina el servicio”.
La consejera escolar dijo que ante circunstancias como las que se atraviesan en este momento en la ciudad por este tema, se ve dificultada la posibilidad de garantizar los 180 días de clases, deseados por el Director de Escuelas Mario Oporto, algo que calificó como “una utopía total” ante situaciones como las que se describen.
La consejera escolar manifestó su preocupación por la posibilidad de que estos atrasos se registren coti-dianamente, ya que recordó que “el mes pasado estábamos con el mismo reclamo. Los únicos perjudicados son los chicos, y siempre son los de menores recursos”.
“Ni siquiera nos dan una fecha posible de pago. Recién el viernes depositaron la partida de enero”, indicó Ratto.

COMENTARIOS