None
EL REGRESO DE LOS COLECTIVOS URBANOS A LA CIUDAD

Afirman que Junín contará con transporte público de pasajeros a comienzos de 2017

Lo dijo el secretario general del municipio, en declaraciones a Democracia. Señaló que se está realizando un análisis junto con Nación y Provincia para que el servicio sea eficiente y minimizar los riesgos de fracaso. Además, adelantó que los recorridos serán efectuados por minibuses.

El regreso de los colectivos urbanos no se hará efectivo este año sino en 2017, le confirmó a Democracia el secretario general del municipio, Juan Fiorini.
Un “profundo estudio” para evitar que el proyecto fracase, análisis que incluye definir si el servicio será administrado en su totalidad por una empresa privada, por el municipio o si habrá una dirección mixta, más la necesidad de completar obras preliminares son las causas que postergan la puesta en marcha del transporte público.
Desde sus tiempos de concejal, Pablo Petrecca valora el transporte público como una alternativa indispensable para terminar con los constantes problemas de circulación vial que existen en la Ciudad. Y lo refrendó cuando asumió como intendente, en diciembre pasado.
Días después, junto a sus funcionarios, se puso a trabajar en el tema y en el camino se habló de varias fechas tentativas para que los micros empezaran a desplazarse por los barrios juninenses. Mitad de este año, primero, y fines de 2016, después, fueron los plazos que se barajaron desde la propia comuna, que ahora estira el cálculo a principios del año que viene.
“Ese tema es uno de los principales en los que estamos enfocados como gestión y tanto Nación como Provincia, más que nada el Ministerio de Transporte nacional, están colaborando con nosotros porque quieren que en Junín haya transporte público. Pero la realidad es que para hacer un transporte sustentable en el tiempo hay que desarrollar un estudio muy profundo, porque es un tema cultural y es un proyecto que tiene que ser rentable para el que lo maneje, sea el Estado, mixto o una empresa privada”, le dijo Fiorini a este diario.
Al respecto, el funcionario indicó que “se está haciendo el análisis financiero y también de recorrido” para ver cómo mantienen el sistema en el tiempo, porque “hubo experiencias en el pasado y no funcionaron”.
“Por todo eso, la implementación nos está llevando un poco más de tiempo del que habíamos pensado originalmente, pero sigue siendo un tema importante y creemos que este año vamos a avanzar mucho para que el año que viene ya esté en la calle el transporte público”, afirmó.

Varios puntos por resolver

Por estas horas no son pocos ni carentes de complejidad los aspectos que restan resolver para poner primera y que los micros rueden de una vez por todas. “Se está evaluando si la forma de administración va a ser definitivamente mixta, privada o pública. En ese marco, Nación ha entablado reuniones con empresas y nosotros también”, dijo Fiorini.
Mientras tanto se están haciendo cosas para el momento en que el transporte público esté en funcionamiento, como la pavimentación de avenidas Alvear y Bauman, la poda y la colocación de nuevas luminarias. “Después vendrán otras obras, como las paradas, que esperamos tenerlas terminadas este año porque son muchas”, agregó el Pablo Petrecca.
Por otro lado, señaló que ya hay “un recorrido pensado pero puede ir variando de acuerdo con el uso que le dé la gente”.
“Habrá que ver lo que se decide finalmente, pero por el momento se baraja la posibilidad de que los recorridos sean entre tres y cinco, realizados por ocho vehículos o doce, según la alternativa que se elija. Todo eso está en manos de expertos del Ministerio de Transporte, que lo están estudiando junto con la Dirección de Movilidad de la Municipalidad”, explicó.
Otra cuestión que puede influir en la fecha de lanzamiento del servicio es la posibilidad que el asunto pase o no por el Concejo Deliberante. Sobre ese punto, Fiorini dijo que “tendrá que ver con la forma en la que se administre el servicio, pero como mínimo seguramente se deberá tratar en ese cuerpo el precio que tendrá el boleto. El monto no va a ser muy distinto del que se aplica en los servicios de la zona, que hoy rondan oscilan entre los ocho y los doce pesos”.
También adelantó que los vehículos “seguramente van a ser minibuses de entre 20 y 24 pasajeros, colectivos de menor porte que los que circulan en Capital Federal”.

COMENTARIOS