None
ECONOMIA REGIONAL

Logística y falta de personal idóneo, dos obstáculos que complican la radicación de empresas

Según dos expertos que estuvieron en nuestra ciudad para dar una charla para PyMES.

En una economía dinámica que busca ideas innovadoras y ventajas competitivas que permiten mejorar la rentabilidad en márgenes escasos, las ciudades del interior pueden ofrecer alternativas válidas para la radicación de empresas.
Cuando eso sucede, la comunidad y los gobiernos locales suelen recibir esas iniciativas con los brazos abiertos. Es que generan inmediatamente fuentes de trabajo y pueden ubicarse como oasis de competiti-vidad para ser emulados.
Sin embargo, los obstáculos existen y pueden frenar estos impulsos. En Junín, según dos especialistas en pequeñas y medianas empresas, los principales problemas tienen que ver con lo logístico y con la falta de personal idóneo. En ambos casos, se trata de dos problemas difíciles de superar en el corto plazo.
“Los principales obstáculos son logísticos, ya que es evidente que en Buenos Aires las cosas están más cerca, y de personal. Cuando se piensa en una mudanza deben contemplarse los que están trabajando en ese momento, que suele ser gente que ya conoce el negocio”, explica Marcelo Pelayo, de la empresa Asesoramiento Industrial, que brinda seguimiento para conseguir los certificados IRAM.
Pelayo estuvo en Junín para participar en la Jornada para PyMES desarrollada el viernes en la Sociedad Comercio e Industria. Allí estuvo también Gustavo Dellacha, presidente de Bairexpor, una asociación civil que funciona como una red de exportadores para PyMEs de la provincia de Buenos Aires y el área metropolitana.
“La realidad es que está todo más cerca en Capital Federal y muchas veces el empresario cuida costos de logística, transporte, capacitación para la gente y esto está muy desarrollado en Buenos Aires o sus alrededores”, precisa Dellacha.
Posible

“Junín está a dos horas y media de Capital, o sea que no es imposible, pero la gente que nos gobierna tiene que desarrollar líneas y redes de comunicación para llevar adelante esta cuestión”, continúa.
Pelayo agrega que la voluntad existe. “Muchas empresas quieren reubi-carse porque las normativas de la ciudad de Buenos Aires a veces se convierten en adversas, especialmente porque los costos se les empiezan a ir de las manos”, detalla.
“El problema es que una mudanza significa un tiempo muerto y a veces eso implica un costo muy importante. La demanda existe, aunque hay muchos factores a tener en cuenta”, evidencia.
Para el especialista, es fundamental trabajar en conjunto con los municipios. “Deben hacerse trabajos de difusión en conjunto porque los empresarios quizás no saben muy bien cuáles son los beneficios que una ciudad puede darles. El método es a través de propuestas concretas que deben llegar a los empresarios”, reclama.

COMENTARIOS