None
SEHISEM

Medicina laboral, una herramienta valiosa para los empresarios

La empresa de servicios radicada en Arenales 188 hace más de 20 años, cuenta con un plantel médico especializado para cada una de las distintas exigencias que los empleadores requieran.

Sehisem (Sistema Empresario de Higiene y Seguridad Médica) está instalado en Arenales 188 desde hace más de 20 años se dedica a la medicina laboral para empresas.
Irma Diloreto, al ser consultada por Democracia, explicó en qué consiste el servicio que presta Sehisem, atendiendo exclusivamente a empresas.
De acuerdo a lo expuesto, el servicio surge de una necesidad empresarial, de estar preparado para cualquier eventualidad en materia de salud de sus empleados, como así también sirve para acceder a información al ingreso del trabajador.
“Las empresas que toman empleados necesitan saber en qué estado de salud están quienes va a trabajar con ellos, puesto que cuando sea registrado tendrá que asignarle una ART. La ART le exige saber las condiciones en que está físicamente el empleado”, apuntó.
“A nosotros nos contratan las empresas, nos mandan a sus empleados, sea al ingreso de ellos, para la evaluación periódica anual, o al egresar, según sea el caso, saber en qué condiciones físicas están. En esta empresa se hace un análisis de laboratorio, placas de radiografía, electrocardiograma, revisación médica-clínica. Con todo eso se arma una carpeta o un legajo único del empleado y se indica la aptitud física que tiene”, detalló Diloreto.
“El empleador, de esta manera, ya sabe que esta persona puede tener una patología en columna, que quizá ni siquiera sabe pero son hallazgos que se hacen cuando se sacan placas; o se puede detectar alguna patología cardiológica o de diabetes. Siempre hay algo que a lo mejor ni el mismo empleado conocen que tienen”, afirmó.
La entrevistada dijo que luego de hacer todo este trabajo, se entrega el correspondiente legajo a la empresa. “Si ingresa, le ponemos apto A o B, depende de la patología que pueda ser hallada en alguno de los estudios que se hacen al empleado. Toda empresa necesita hacer la evaluación al ingreso y al año, el periódico”, dijo.

Atención a la salud
“Nosotros, como empresa de medicina laboral, también atendemos la salud del empleado, se lo llama, se lo cita, se le comunica que tiene esa patología y vaya a su médico para hacerse ver. Hay empleadores que igual han tomado personal con alguna patología, por ejemplo cardíacos, y en este caso el empleado va a su cardiólogo o incluso la empresa también le paga el cardiólogo, el estudio y de esa forma el empleador está seguro y el empleado, atendido”, manifestó Diloreto.
La entrevistada dijo que es importante para el empleador tener el servicio de medicina laboral. “Haciendo este pequeño gasto, se puede ahorrar un juicio laboral, que en estos momentos son muy onerosos, siempre perjudican al empleador”, advirtió.

Equipos
La consultada de Sehisem dijo: “Tenemos un equipo médico. Son médicos clínicos que siempre están atendiendo, en nuestras oficinas, a las personas que nos mandan las empresas. También tenemos consultores, con todas las especialidades porque hay empresas que nos piden interconsulta psicológica, psiquiátrica, traumatológica, es decir, según la especialidad de la patología que presenta en ese momento el empleado”.
“Se puede pedir turno con el especialista que trabaja con nosotros, este lo revisa, hace una evaluación y sabemos entonces si el empleado padece alguna patología, si necesita un tratamiento, un descanso o nada. Trabajamos con todas las especialidades, básicamente tenemos aquí médicos clínicos que revisan a los empleados que ingresan que mandan las empresas y tenemos un médico auditor, que es laboral, que revisa todos los legajos”, explicó.
Consultada sobre cuáles eran las patologías más comunes que detectan en los empleados, Diloreto mencionó las traumatológicas y las psiquiátricas.
“Han crecido con el transcurso del tiempo. En caso de accidente laboral, la ART generalmente solicita que en el marco de las 72 horas se lo denuncie para que tenga la correspondiente cobertura. Eso ha desembocado en algo que a veces no es muy bien atendido por parte de las ART: los problemas traumatológicos llevan mucho tiempo, meses, certificado mediante el empleado no va a trabajar durante meses, en algunos casos. Por eso, el empleador, antes de denunciar el accidente de trabajo, manda a que el empleado lo revise un médico nuestro, para que vea si realmente es importante o no el problema. Pasa que si bien la ART paga el sueldo al empleado y demás, a veces el empleador necesita al empleado trabajando”, opinó.
Sobre las patologías psiquiátricas, Deloreto explicó que se dan algunos abusos. “Cuando el empleado trabaja con muchos compañeros se siente a veces menospreciado, sea por algún compañero o por algún jefe, y llegan a aducir problemas psiquiátricos. Nosotros trabajamos con varios psiquiatras, tenemos que tener una carta bastante amplia porque a veces se están tratando y no podemos mandar al empleado al mismo psiquiatra que lo trata, sino cambiarlo para ver si realmente presenta alguna patología”, advirtió.

COMENTARIOS