None
LA ACTUALIDAD AGROPECUARIA EN EL DISTRITO

Esperan que regrese el gran protagonismo del maíz a los campos del partido de Junín

Estimaciones del INTA prevén que en 2017 habrá una cosecha récord de ese cultivo a nivel, expectativa a la que adhieren los dirigentes de las entidades agrarias locales, quienes auguran un fuerte incremento en la siembra. Preocupación por las retenciones a la soja.

Producto de las nuevas políticas para el mercado agropecuario ligadas a la quita de retenciones y los permisos de exportación, cultivos como el maíz resultaron beneficiados.
Así, de acuerdo con las estimaciones del INTA la cosecha alcanzaría su récord histórico con 40 millones de toneladas y un aumento del 30% del área sembrada.
En este sentido, Juan Pablo Ioele -técnico del Inta Corral de Bustos, Córdoba- aseguró que “se espera una buena campaña 2016/2017 para el maíz, un cultivo que gana terreno y ofrece un muy buen margen bruto, en especial, en campo propio”. Y explicó: “Si las cuentas continúan tal como lo estiman los especialistas nos vamos a encontrar con una cosecha histórica y récord a escala país de 40 millones de toneladas de maíz y un incremento del área sembrada del 30%”. Con estas cifras, el técnico se refirió a la posibilidad de que la Argentina ocupe el segundo lugar en el mundo como exportador de maíz desbancando a Brasil. Es que, de acuerdo con el especialista, “se está trabajando muy bien el cultivo”.
A esa presunción se afiliaron los dirigentes de las principales entidades ruralistas de Junín, como Sociedad Rural y Federación Agraria Argentina.
Alejandro Barbieri, presidente de la primera de esas instituciones, afirmó que más allá de que los costos son altos todavía, hay un margen de rentabilidad, porque al haber eliminado las retenciones y los ROE (Registro de Operaciones de Exportación) es otra la situación que se plantea.
“Lo mismo pasó con el trigo, lo que ocurre es que en ese caso por ahí no está acompañando el presente nacional, pero por lo menos uno sabe de dónde tenerse”, comentó Barbieri en declaraciones a Democracia.
El titular de la Rural marcó que en los últimos años la siembra de maíz fue decayendo campaña tras campaña porque “se trata de un cultivo muy caro y al no haber previsibilidad en lo referente a mercados, sumado a una retención alta, carecía de competitividad”.
“Aparte, con el cierre de los cupos de exportación quedaba mucho en el mercado interno y entonces el precio bajaba, lo que le causaba un perjuicio al productor primario. Eso explica un poco la sojización, más aún en los casos de aquellos que arrendaban campos y cuyos números no les daban más que para sembrar soja”, agregó.
A su turno, Rosana Franco, de FAA Filial Junín, dijo que “la intención de aumentar la siembra de maíz está”, y puntualizó: “Sé de productores que no cultivan maíz desde el año 2008 porque en aquel momento les fue mal y piensan volver a hacerlo en la campaña que viene”.
Con respecto al record de producción que vaticina el INTA, Franco dijo que “el resultado obviamente va a depender de lo que pase con el clima desde diciembre, que es cuando tiene lugar la fase de floración, hasta que llegue el fin de la trilla”.

¿Sigue la quita de retenciones a la soja?
Por otra parte, uno de los temas más analizados en los últimos días fue la baja de 5 puntos porcentuales en las retenciones a la soja, después de que el Gobierno de Mauricio Macri haya reducido en igual porcentaje (del 35 a 30%) en diciembre pasado porque era una promesa electoral.
Sin embargo, se sabe que otros sectores de su entorno pretenden que no se efectúe la quita ni en 2016 ni en 2017 para ayudar con esas divisas, en cambio, a las economías regionales, como la leche y la ganadería.
Una señal fuerte la dio el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, al enviar para su tratamiento en la comisión pertinente de la Cámara de Diputados de la Nación el Presupuesto 2017.
Según el sitio Valor Soja, prácticamente licuó en términos reales el presupuesto del Ministerio de Agroindustria en 16.784 millones de pesos, un 2,8% superior al de 2016.
El documento de Prat Gay habla de la lechería, de los tambos que cierran y de la necesidad de revitalizar la ganadería, que fue una de las principales agroindustrias de la Argentina y que ha perdido mercados externos importantes.
A lo que no se refiere el expediente es a la rebaja de derechos de exportaciones del complejo sojero: sólo estima una recaudación por retenciones de 104.380 millones de pesos, cifra 36,8% superior a la prevista para el 2016.
Democracia también consultó sobre este tema a Barbieri y Franco, quienes afirmaron que la posibilidad de que no se den los cambios prometidos preocupa a los hombres de campo.
“Por más que no quiten las retenciones la soja sigue siendo la que da más rentabilidad, pero obviamente se puede llegar a complicar más que nada lo que sale de la zona núcleo en cuanto a los fletes para llegar a los puertos. Se ve con preocupación, aunque todavía no hay una definición del Gobierno, sobre todo por el tema de la competitividad para determinadas regiones del país”, expresó Barbieri.
Mientras tanto, Rosana Franco admitió: “Lo vemos mal. Como sabemos, el productor de soja viene desfinanciado y se está acomodando a este nuevo cambio y tenía la expectativa de que la retención se iba a sacar, pero se está comentando que el país necesita mantenerlas”.

COMENTARIOS