None
DE 4 QUE SE CONFORMARON EN 1994, ES LA UNICA QUE PERDURA

Hablan de expectativas positivas para la Cooperativa de Trabajo “Talleres Junín”

Una iniciativa oficial apunta a aprovechar las 23 hectáreas desocupadas del predio ferroviario.

Tras quince años de lucha por mantener en pie a la Cooperativa de Trabajo de Talleres Junín asoma un futuro interesante, tal como lo entiende el titular del consejo directivo, Pedro Rodríguez. Es el de ocupar el espacio ocioso con la conformación de nuevas cooperativas, proyecto que llega de la mano del titular del INAES, Dr. Patricio Griffin.

Un poco de historia

Allá por el año 1994 y a partir de una iniciativa de la Unión Ferroviaria nacía la idea de conformar una Cooperativa de Trabajo. Fue precisamente ante el inminente cierre de los Talleres. Paralelamente ocurría lo propio en Rosario, Laguna Paiva y Pérez.
Quince años después, sólo sigue en pie la Cooperativa de Trabajo Talleres Junín.
Pedro Rodríguez integra, desde hace prácticamente una década, su Consejo Directivo y en diálogo con DEMOCRACIA hizo un poco de historia.
“Tenía dos criaturas chicas cuando me quedé sin trabajo y no sabía qué hacer. Y así estuve nueve meses”. Eran tiempos en los que la mente se “me nublaba por completo”.
El entrevistado había ingresado al ferrocarril a trabajar a los 18 años como aprendiz. “Así me desarrollé, aprendí un oficio y siempre creí que aquí me iba a jubilar”, comentó.
Si bien en los inicios de la Cooperativa no formó parte del primer grupo, poco después lo llamaron porque necesitaban un electricista. “Y no me fui más”, aclara al hacer un poco de historia.
En aquel entonces todo estaba como “muy tomado de los pelos. Se desconfiaba de todo. Eramos unas 120 personas”.
Los primeros trabajos llegaron de la mano del “Estado. Ellos daban un contrato por la reparación de 35 coches y se hizo muy rápido”.
Más allá de conflictos internos y cambios, “cumplimos quince años con una perspectiva distinta”.

Años de crisis

Durante ese tiempo, “pasamos las de Caín” aclara y recuerda años como el 2001 ó 2002, cuando “no nos podíamos llevar un peso a casa. Veníamos a prender la luz y ni siquiera a hablar por teléfono porque no lo teníamos”. Pero el objetivo era claro, “no queríamos que el taller se cerrara”.
Especial hincapié hizo durante la entrevista a algunos intentos por ocupar el predio ferroviario.
En ese contexto ubicó al “proyecto ferro urbano. Eso era destrozar el taller para no armar nada”. En este punto, la crisis “nos jugó en contra y a favor porque se paró todo. Mientras tanto, nosotros seguíamos peleando por el trabajo”.

El predio


Una de las preocupaciones de Pedro Rodríguez está relacionada con el predio, “no nos gusta verlo así. Siempre pensamos que este lugar tenía que aprovecharse productivamente y hasta ahora nadie nos había prestado atención. Nosotros utilizamos 7 hectáreas pero hay 23 que están ociosas”.
En tal sentido, cabe recordar que desde hace unos años, le han dado lugar “a los Bomberos y a la Justicia para que pongan los más de setenta vehículos que están acá adentro. También tuvo su espacio la Escuela de Educación Técnica Nº 1”.
Y en la actualidad se presenta una posibilidad interesante, a partir de “un plan importantísimo que es el de implementar cooperativas. Creo que ya hay cuatro y la primera sería de limpieza, para que todo quede en buena forma”.
Recordó Pedro Rodríguez que el proyecto sobre el que se está trabajando, llega de la mano del Dr. Patricio Griffin, actual titular del INAES.

Aporte del Estado

Cuentan en la actualidad con un “programa bastante avanzado para la provisión de elementos de trabajo. Son pequeñas cositas que nos está aportando el Estado a través del INAES”.
En cuanto a los proyectos de trabajo para el año 2009, algunos cambios se produjeron. “En este momento estamos trabajando en sub conjuntos, que es lo básico que podemos hacer”. En lo que respecta a la reparación de coches, el tema “está parado porque la empresa tiene la orden de gastar dinero solamente en el plan de mantenimiento, no en inversiones a futuro”, indicó Rodríguez.

COMENTARIOS