None
LOS AGENCIEROS DEL SECTOR AFIRMAN QUE HUBO UN FUERTE REPUNTE DE LA DEMANDA

Por las facilidades de pago y los robos crece la venta de motos nuevas en Junín

Al amplio abanico de créditos que permiten salir con el rodado de la concesionaria sin pagar un peso, se le suman un congelamiento de precios que data de enero pasado y la sustracción diaria de ese tipo de vehículos en distintos sectores de la Ciudad.

La venta de motos crece a ritmo acelerado de la mano de circunstancias que, aunque bien distintas entre sí, potencian el acercamiento de numerosos compradores a las agencias juninenses.
Al menos eso se desprende del testimonio brindado por comerciantes del sector, para quienes está claro que las facilidades de pago –a través de créditos súper accesibles- y el robo ya sistemático de ese tipo de vehículos que se viene registrando a diario son clave para explicar el fuerte repunte de la demanda.
Eduardo Linguido manifestó que el nivel de actividad en su negocio es “muy bueno” y que subió respecto de meses anteriores, en un mercado que tiene a las 110 al tope del ranking de las más buscadas y a las eléctricas bien posicionadas en la consideración de la gente.
“Entre fines de enero y marzo las operaciones habían caído un poco, pero a partir de ahí se empezó a vender bien. En nuestro caso, vemos que sale mucho la moto eléctrica, que es buscada porque no conlleva gastos de patentamiento ni de otro tipo, y la gente se fija en eso”, dijo Linguido a Democracia.
A continuación indicó que los precios “están retroactivos el 1 de enero, así que son accesibles y están acompañados por buenas promociones, de acuerdo con la compra que se haga”.
“Tenemos planes de hasta treinta cuotas y se vende solamente con la presentación del DNI, por supuesto que siempre que se trate de una persona que tiene todo en regla. También se puede adquirir con recibo de sueldo y la tarjeta Argenta para jubilados y pensionados, que tiene una opción muy favorable porque las tasas de interés son muy bajas. La mayoría de los clientes compra sin efectuar entrega de dinero y empieza a abonar al mes siguiente”, puntualizó Linguido.
En esa misma línea se pronunció Miguel Ángel Sofía, otro experimentado referente en la materia: “Estamos vendiendo una gran cantidad de motos por semana. ¿El número? Es variable, pero hay meses que vendemos treinta o cuarenta motos y otros que estamos en torno a las cien”, puntualizó.

Las más vendidas
En la actualidad, las unidades de 110 centímetros cúbicos de cilindrada tienen una cotización base de 12.000 pesos. También hay una alta demanda de motos Yamaha, cuyo precio –que varía de acuerdo con el tipo cilindrada- parte desde los 30.000 pesos, y de motos eléctricas, con valores que rondan entre los 24.000 y 30.000 pesos.
La injerencia
de los robos
Tanto Linguido como Sofía hicieron hincapié en el factor inseguridad para explicar por qué no solo es tan alta la demanda de motos sino la llegada de clientes que habiendo comprado su rodado hace poco, e incluso sin haberlo pagado, se ven obligados a realizar una nueva adquisición.
“La gente a la que le roban la moto y la necesita para trabajar, automáticamente sale a comprar otra. Esperan unos días y si no la encuentran, compran otra. Nosotros realizamos muchas ventas por ese motivo, entre cinco y seis por semana”, señaló Linguido.
Casi similares fueron las palabras de Sofía en ese sentido: “Los casos que recibimos de hombres y mujeres que están pagando la moto, por ahí con varias cuotas por delante, y tienen que venir sí o sí a buscar otra porque no tienen otro medio en el que moverse, no se puede explicar”, indicó. Y describió un caso: “El otro día vino un muchacho al que le robaron la moto y me contó que los ladrones le pidieron cuatro mil pesos para recuperarla, él accedió y cuando se encontraron él les dio la plata y ellos solo le devolvieron el motor. Todo el resto de la moto no se sabe si lo habrán vendido o qué habrán hecho”, reveló Sofía.

COMENTARIOS