AVANZA LA CAUSA POR PRESUNTA MALVERSACIÓN DE FONDOS PÚBLICOS

"No descarto que haya más personas involucradas", afirmó Pablo Torres

Por ahora, los imputados en la investigación por Grupo Servicios Junín son el ex secretario General de la Municipalidad, Javier Gabrielli, y el ex gerente de coordinación de la empresa, Vicente Griselli, quienes fueron citados a declarar por el fiscal del caso, Javier Ochoaizpuro.

La causa por presunta malversación de fondos públicos en Grupo Servicios Junín ya tiene dos imputados y no descartan que se sumen otros nombres.
El presidente de la compañía con sede en calle Coronel Suárez, Pablo Torres, consideró que es positivo que la Justicia avance con la investigación y dio como probable el hecho de que pueda haber otros procesamientos que se adjunten a los del ex secretario general de la municipalidad, Javier Gabrielli, y el ex gerente de coordinación de la firma prestataria del servicio de gas, Vicente Griselli.
“No soy un abogado penalista ni manejo demasiado el tiempo de las causas penales, pero es positivo el hecho de que la Justicia esté avanzando. No descarto que haya más involucrados, pero tampoco es algo que pueda afirmar porque todo el material que dio origen a la denuncia está en fiscalía y es allí donde continúa la instrucción del caso”, le dijo Torres a Democracia.
En cuanto al caso en sí, fuentes con acceso al expediente le dijeron ayer a este diario que ya se cursaron las notificaciones en las que se cita a declarar a Gabrielli y Griselli.
“Es la oportunidad que tienen para hacer su descargo, y después que esto pase la causa seguirá adelante”, señalaron.
En ese sentido, las fuentes consultadas indicaron que hay otros temas que todavía no se han esclarecido, como lo acontecido con el combustible y con la ampliación de la denuncia por la emisión de 22 cheques por casi 900.000 pesos que habrían sido destinados al diario La Verdad.
“Desde el principio se presentó mucha tarea por hacer y se desdobló para que la parte en la que se había avanzado se cite a declarar a las personas y en los otros temas que faltan tomar algunas medidas, poder ejecutarlas sin que corra el plazo para que brinden su testimonio los imputados. Los procesados son ellos dos y por ahora no hay elementos para que se les sume otra persona”, agregaron.
Que se procese a una persona quiere decir que se le imputa un delito determinado, pero hay algunos que son detenibles y otros que no. En esta cuestión, el procesamiento se canaliza en principio con una simple citación y luego el sumario seguirá su instancia. “En el mejor de los casos se llega a un debate oral”, afirmaron desde Tribunales.
A Gabrielli y Griselli se los imputó puntualmente por el pago de folletería y publicidad de campaña con fondos de la firma, maniobras que están tipificadas como malversación de fondos. “Creemos que uno participó y el otro fue el que ejecutó”, le dijo otra fuente a Democracia.
Con respecto a la denuncia por emisión de 22 cheques, Democracia pudo saber que el asunto se encuentra en etapa de investigación y el fiscal Javier Ochoaizpuro está implementando medidas conducentes a establecer si hubo delito o no.

La génesis del caso

La lupa sobre lo realizado por la gestión anterior en la empresa Grupo Servicios Junín fue puesta ni bien asumió el nuevo gobierno comunal, que a su vez designó a los directivos que conducen la firma desde diciembre de 2015.
En marzo pasado, las autoridades del ex Gas Junín presentaron en conferencia de prensa los resultados parciales que arrojó la auditoría que se está llevando a cabo en la compañía.
El directorio, integrado por Pablo Torres, Germán Sebely y Jerónimo Dos Reis, coincidió en que la situación de la firma es muy compleja, con un alto grado de deuda y con la dificultad de conseguir ayuda económica para construir un gasoducto que permita realizar más conexiones de gas a los vecinos de nuestra ciudad.
En este sentido, el presidente de Grupo Junín, Pablo Torres, afirmó en ese momento: “Esta era una promesa que habíamos hecho cuando asumimos en Grupo Junín, dar a conocer los resultados que va arrojando la auditoría en la empresa, que se realiza desde el 28 de diciembre con un arqueo de caja. Con el avance que tenemos, decidimos dar a conocer el resultado parcial a los vecinos de Junín. Encontramos una empresa muy desordenada, en todos los aspectos, desde lo comercial hasta lo más grave como es lo contable. En este proceso que llevamos adelante, armamos un departamento contable, que no existía, y dotamos a la empresa con un sistema para rendir desde viáticos hasta cómo manejar el tema de compras y presupuestos. Y esta búsqueda nos hizo descubrir cosas que no son buenas para la empresa”.

COMENTARIOS