None
SESION EN EL CONCEJO DELIBERANTE: REVES PARA DOS IMPORTANTES PROYECTOS DEL INTENDENTE

Rechazan el paso bajo nivel de calle Rivadavia

Tampoco prosperó la iniciativa para rehabilitar y reconstruir más de 100 calles. Los ediles sí estuvieron de acuerdo en refinanciar la deuda con Ashira. Polémica y acusaciones cruzadas.

El año político del intendente Mario Meoni en la ciudad no comenzó bien. Los dos proyectos que con mayor ahínco había impulsado fueron rechazados por el Concejo Deliberante, que así le puso freno a dos ambiciosos proyectos de obra pública: el paso bajo nivel de calle Rivadavia y la obra de “rehabilitación y reconstrucción de pavimento” para más de una centena de arterias.
Esos fueron los dos principales temas tratados en una maratónica sesión a la que no le faltaron acusaciones cruzadas y tensión. El otro punto más destacado probablemente haya sido la aprobación de la redeter-minación y refinanciación de las deudas con la empresa de higiene urbano Ashira, ordenanza que llegó acompañada del reconocimiento a los mayores costos que reclamaba la compañía.
La medida –aprobada con tres votos en contra– unió a la oposición en una pregunta: ¿Por qué se están retrasando los pagos?
Mientras tanto, al final de la sesión, los ediles del oficialismo no hacían nada para disimular su enojo. Sabían que las iniciativas desaprobadas integraban buena parte de la proyección del Gobierno Local para este año.
La primera en ser rechazada fue el paso bajo nivel de calle Rivadavia. Como en buena parte de la sesión, la oposición coincidió. Todos valoraron la importancia de la obra, pero consideraron que no era el momento adecuado para emprenderla.
La mayoría apuntó contra la necesidad de pedir un crédito. “Cómo hablamos de endeudarnos si tenemos problemas con los proveedores como con Ashira”, coincidieron –palabras más, palabras menos– los concejales no oficialistas.
La votación fue clara: 12 a 5. El bloque de Concer-tación por Todos estuvo a favor, mientras que el resto de los ediles –sólo faltó a la sesión Andrés Rosa– estuvieron en contra.
Los números fueron más parejos cuando se trató la “rehabilitación y reconstrucción de pavimento urbano de Junín”, una ordenanza que servía como puntapié inicial para trabajar en el asfaltado de más de cien calles. Los que responden a Meoni sumaron dos votos más a favor y el parcial fue 10 a 7.

Ashira

Otra de las discusiones que llevó más tiempo fue el tratamiento de los dos proyectos referidos a Ashira. Primero, se reconocieron los mayores costos a la empresa.
La aprobación fue por unanimidad, aunque varios mostraron su descontento. El argumento final fue “la urgencia por evitar basura en la calle”.
Y ese concepto fue el mismo que impulsó la aprobación –aunque esta vez con tres votos en contra– de la “redeterminación de precios y refinanciación de deudas”. El debate fue probablemente el más interesante de la noche.
“Somos bomberos que apagamos incendios. Que el Ejecutivo nos cuente lo que está pasando”, pidió Adrián Feldman.
“¿Por qué no se paga? ¿Por qué no se pagó?”, preguntó Magdalena Ricchini, de la Coalición Cívica. “No puedo dejar de pensar en el año electoral. Acá hay ineficacia en la gestión”, acusó.
Traverso, uno de los más críticos al meonismo, fue más allá. “A los proveedores se les debe meses. No hay cumplimiento”, acusó.
Desde el oficialismo, la voz de Roberto Bay se refirió al pasado y dijo que las deudas de hoy mucho tenían que ver con el rojo que, sostuvo, el ex intendente Abel Miguel dejó en el Palacio Municipal.

COMENTARIOS