None
IL POSTINO

El gusto de la gente cuando sale a comer afuera, ha cambiado en los últimos años

Lo aseguró un gastronómico "de raza", como él mismo se cataloga, desde su local ubicado en Rivadavia 168.

Néstor Rivolta, propietario de la pizzería y restaurante Il Postino, es un gastronómico “de raza”, como él mismo dice.
“Arranqué de muy, muy abajo, en el oficio. Este Día del Gastronómico, vamos a festejar nosotros también, con una cerveza”, adelantó Néstor, en una fecha muy especial para todos a quienes les gustan la cocina y la atención al cliente.
Esta pizzería fue inaugurada hace 16 años. Primero estuvo ubicada en Lebensohn 39, durante diez años, luego se trasladaron a Rivadavia 168, siempre a cargo de la misma firma y estilo de trabajo.
En diálogo con Democracia, Rivolta asegura que los hábitos de los clientes han cambiado en los últimos años. “La gente se cuida mucho más, se consume mucho menos pan. Nos piden otro tipo de pizza. Antes se comían solamente las pizzas tradicionales ahora salen con rúcula, tomate cherry, frutos de mar, atún, vegetales, es decir, hay más diversidad de gustos”, dijo.
Desde su local, ubicado en el radio céntrico, Néstor explicó: “Yo te puedo hablar como gastronómico, desde hace más de 30 años que trabajo en esto. Hace 15 años la rúcula, los champiñones y esas cosas prácticamente no existían y hoy te lo piden tanto con ensaladas como en las pizzas. Antes era de muy difícil acceso ese tipo de mercadería”.
“Los precios varían, pero la gente sigue pidiéndolos igual. Lo que llama la atención es la diversidad del gusto, es más amplio en materia de las pizzas, eso se nota mucho”, aseguró.
Néstor Rivolta aclaró que además de las pizzas, también hacen comidas de restaurante. “Tenemos pastas caseras, lomos con salsa, pollos con salsas, carré de cerdo, pescados, milanesas, rabas, empanadas, vitel toné, tomate relleno, mayonesa de ave. Es bastante completito el menú”, djo.
“Nosotros trabajamos mucho, tanto con lo que es pizzería como con lo que es restaurante. Para el Día del Amigo hice un menú de restaurante y se llenó. Este mes de julio levantó muchísimo el trabajo, también por lo que es vacaciones de invierno, pero antes venía bastante triste, es cierto”, apuntó.
Sobre la situación actual, en tiempos de ajuste, el gastronómico dijo: “A estos momentos del país estamos acostumbrados. Hay que aguantar y luego pasa. Cada tanto nos pasan estas crisis. Creo que a fin de año o un poco más adelante irá a mejorar un poco”.

COMENTARIOS