None
CLASICO Y MODERNO

Gastronomía al servicio del cliente, con una amplia oferta para degustar

“Que el cliente se sienta como en casa”, esa es la premisa de Eli y Juan, quienes están a cargo de un lugar confortable y con un ambiente netamente familiar, ubicado en General Paz e Hipólito Yrigoyen.

Clásico y Moderno es un amplio lugar donde funciona una cafetería y restaurante, instalado en General Paz 152.
Es un lugar donde la gente puede disfrutar de una buena charla, de un momento de tranquilidad para recargar las pilas, en un ambiente netamente familiar.
Eli, quien junto a su marido Juan está a cargo de este hermoso lugar desde hace dos años, dialogó con Democracia, destacando el servicio gastronómico que sirven durante todo el día, sea en cafetería, con desayunos por la mañana, luego en el almuerzo, la merienda y finalmente la cena.
“Todo completo. Desde la mañana temprano ya tenemos nuestra clientela, a la que mi marido o yo les servimos sin preguntarle ya qué van a tomar. Con eso quiero decir qué tanto los conocemos”, explicó Eli.
En un ambiente colorido pero tradicional a la vez, también se festejan muchos cumpleaños.
A la pregunta qué es lo que la gente más pide para almorzar o cenar, principalmente, Eli respondió: “Cuando empezamos esto, pensábamos que íbamos a servir pizza; pero nada que ver, la gente pide platos elaborados: cerdo con distintas salsas, bife de chorizo, pollo al libro, mouse de verduras, pastas, rabas, es decir un menú muy variado. También nos destacamos por los postres, que son muy ricos”.
“Está bueno el cambio, porque yo estoy innovando siempre, trato de cambiar. También está la posibilidad de que quien venga y se siente, me diga: ´Mirá quiero comer tal y tal cosa´. Y se lo preparamos. No hay algo muy limitado, muy fijo. Nosotros estamos al servicio de la clientela”, explicó.
La gastronomía actual contempla y cuida mucho más a cada comensal, que veces tiene ciertas limitaciones para comer y debe tener derecho a un menú acorde.
“Hay gente que es celíaca, otra que no puede comer determinadas cosas, otros que son hipertensos. A todos ellos consideramos, por eso tenemos clientelas celíacas, y el tema de la sal también lo tenemos en cuenta. Nos adaptamos muy bien a cada mesa, a cada pedido, tratamos que se sientan como en casa y dar lo mejor que nosotros tenemos”, afirmó Eli, con su trato amable y cordial, como siempre.

COMENTARIOS