None
VAIVENES DE UN MERCADO QUE NO ATRAVIESA SU MEJOR MOMENTO

La meseta en la venta de autos usados está generando una baja en los precios

La cantidad de unidades que ya tienen unos años de rodaje es muy escasa, en buena medida porque no existe una gran diferencia con los valores de los cero kilómetro y eso provoca que en Junín ya se noten algunas disminuciones en los valores.

La venta de autos usados ingresó en una meseta de la que le está resultando difícil salir y en las agencias juninenses ya piensan estrategias para inyectarle movimiento al sector. Y en un mercado que a fuerza de planes y bonificaciones pone a los cero kilómetro lejos de ser una meta inalcanzable, una salida a la que se está echando mano en muchas partes del país y que también se estudia en esta ciudad es bajar el precio de las unidades que ya tienen algunos años de rodaje.
“Todavía no bajaron, pero posiblemente eso empiece a suceder porque la actividad está muy tranquila”, le dijo a Democracia Elio Imperatori, referente del rubro a nivel local.
El empresario explicó que para hablar de lo que está pasando con el valor monetario de los usados es necesario hacer un análisis general que involucre a los nuevos en todas sus gamas.
En ese sentido marcó que “los coches de gama intermedia y alta siguen manteniendo su cotización de hace unos meses, pero en lo que hace a los chicos y medianos, hay dos o tres, como los Chevrolet Corsa y Agile y el Renault Clio, que tienen bonificaciones porque las fábricas los sacan de a muchos y hay que venderlos”.
“Entonces -continuó- a cualquiera le dan un auto nuevo con muchas facilidades y hay autos usados, del año 2011 para arriba, cuyo precio no está tan lejos del cero kilómetro. En estos momentos, el usado es plaga nacional”, comentó Imperatori.
Sergio Andriola, otro exponente juninense de la venta de automóviles, fue concreto al afirmar que “no quedaba más remedio que bajar los precios porque hacía un mes y medio que no estábamos vendiendo nada”.
“Ahora por lo menos estamos recibiendo consultas y hasta se produce alguna transacción. De todos modos, si seguimos así creo que va a haber que hacer otra disminución de las tarifas en el corto plazo”, manifestó.
Otros empresarios locales del rubro afirmaron que “los usados bajaron entre un 10 y un 25 por ciento los precios” y que de esa manera se estiró la brecha con las unidades 0 km que, en comparación de diciembre pasado, aumentaron su precio casi un 25 por ciento, aunque ahora existen mayores posibilidades de financiación que resultan atractivas para los clientes. “Es por eso que algunos que buscan usados no tan viejos, terminan volcándose al 0”, sostuvo el dueño de una reconocida concesionaria local.
Así por ejemplo, un Sandero Stepway base del año 2012 bajó de 195.000 a 170.000 pesos; un Chevrolet Classic del mismo año cayó de 145.000 a 125.000 pesos; un Fiat Palio Fire modelo 2013 bajó de 150.000 a 135.000 pesos; una Ford EcoSport modelo 2010 pasó de 175.000 a 150.000; y un Peugeot 207 del 2013 bajó de 170.000 a 140.000 pesos.
¿Y cómo se explica este fenómeno? Para Ricardo Salomé, del grupo Galia y tesorero de Acara (Asociación de Concesionarios Automotores de la República Argentina), “tiene mucho que ver la fuerte baja en las ventas. Es que las condiciones para comprar autos nuevos mejoraron para los clientes y eso hace que se animen más, y la realidad es que los precios de los usados eran demasiado elevados”.

Fuerte caída en las ventas
Luego de un año excepcional, que por apenas 72.343 unidades no alcanzó el récord histórico, la venta de autos usados no sólo pasa por una difícil situación en el país sino que está comenzando a afectar la producción y comercialización de unidades 0 km, obligando a las concesionarias a activar bonificaciones, planes de pago y otros beneficios para atraer clientes.
Al menos en eso coinciden los referentes del sector automotriz en nuestra región, además de los responsables de la Cámara de Comercio Automotor (CCA), que desde hace meses viene alertando sobre los efectos nocivos que para la actividad registra el freno de la venta de autos usados.
En efecto, la producción de vehículos acumuló una caída del 14 % en el primer semestre del año, mientras el nivel de patentamientos, pese a una fuerte baja en junio, sigue mostrando una suba semestral del 7,1 % respecto al mismo período del año anterior.
Con la caída de casi 30 % en la venta de autos usados a nivel nacional que se registró en junio pasado, la primera mitad del año dejó una baja de 14 % en unidades vendidas, según la CCA. La situación que se reitera con mayor o menor impacto en las principales bocas de expendio platense, donde aseguran que “se están reacomodando los precios de los vehículos usados porque la demanda es muy baja y a los valores que se manejaban no habrá reactivación”.
El mes pasado se transfirieron a nivel nacional 106.085 unidades usadas, mientras que en el mismo mes de 2015 fueron 151.379 vehículos, siendo de esta forma que en los primeros seis meses del año se comercializaron en total 715.459 vehículos usados cuando en ese período de 2015 fueron 833.494 unidades.

COMENTARIOS