Una historia

Julio Lascano, arquitecto, conformó hace 25 años un taller de pintura que, con el tiempo, pasó a convertirse en una suerte de laboratorio de prácticas artísticas.
Este desarrollo fue encarado de distintos modos a lo largo del tiempo, sus alumnos fueron cambiando, pero el espíritu de búsqueda continuó, en forma individual y grupal.
Lascano utilizó una idea fuerza como disparador para generar búsquedas visuales y experimentación en los integrantes del taller.
Según palabras de la curadora Cecilia Ivanchevich, “Lascano se proponer movilizar a la sociedad juninense con el objetivo de replantear el modo en que hoy se vive”.

COMENTARIOS