None
UN CONFLICTO NACIONAL CON FUERTE IMPACTO EN ESTA CIUDAD

Más de 17.000 afiliados juninenses al PAMI, sin cobertura de medicamentos

Se debe a la decisión de las farmacias de suspender la prestación por tiempo indeterminado por la deuda que arrastra la mutual con esos comercios. “Las droguerías cortaron el crédito y no se puede reponer la mercadería”, justificó el presidente del Colegio de Farmacéuticos local.

La suspensión de la cobertura de medicamentos y otras prestaciones a los afiliados del PAMI afecta a más de diecisiete mil personas en Junín, lo que marca el fuerte impacto que la medida adoptada ayer por los responsables de farmacias de todo el país tuvo en esta ciudad.
El problema se hizo visible ayer temprano, cuando las expendedoras de remedios a nivel nacional determinaron la suspensión por tiempo indeterminado de la atención a los usuarios del Instituto Nacional de Seguridad Social para Jubilados y Pensionados, por la ruptura de la cadena de pagos.
La Confederación Farmacéutica Argentina anunció que las farmacias prestadoras del convenio PAMI en todo el país cortaron el servicio por tiempo indeterminado, producto del atraso en los cobros de las prestaciones que se remonta, en algunos casos, al mes de febrero.
Lo que alegan los comerciantes del rubro es que “se ven imposibilitados de hacer frente a los compromisos con sus proveedores y ya no tienen capacidad de aprovisionamiento de medicamentos, dada la magnitud de la deuda acumulada en el convenio PAMI que, lejos de reducirse, se acrecienta cada día”.
El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Junín, Atilio Villani, dijo a Democracia que la medida comenzó a aplicarse a las doce de la noche, pero en la práctica se hizo efectiva desde las ocho y media de la mañana, cuando comenzaron a atender en la mayoría de los negocios.
“En forma global se viene sufriendo un atraso en los pagos que data del mes de febrero y que incluye una pequeña parte de enero. La fuerza con la que impacta este tema en las farmacias es distinta en cada caso, depende de la capacidad de compra que posea cada una y a lo que pueden esperar. Lo que sucede es que llegamos a una instancia en que el panorama se complicó para todos, las droguerías han cortado el crédito y no se puede reponer la mercadería”, dijo Villani, quien advirtió que “el corte abarca todo tipo de cobertura”.
Sobre lo que puede acontecer en las próximas horas, Villani manifestó que “están reuniéndose, y en contacto permanente, la Confederación y el PAMI para negociar, pero se desconoce en qué momento se puede llegar a destrabar esta situación”.
“Hace muchísimos años que no se registra un corte de estas características. Yo creo que el último fue antes del 2000. Después, a lo máximo que se ha llegado es a un estado de alerta, pero ahora se había tornado prácticamente inmanejable”, agregó.
De acuerdo con las cifras que barajan en el Colegio de Farmacéuticos, en Junín hay más de 17.000 afiliados al PAMI, lo que representa casi un veinte por ciento de la población actual.

“Es muy vieja la deuda”
Por su parte, el titular de la Confederación Farmacéutica, Raúl Mascaró, detalló que “el PAMI está debiendo aproximadamente 2.500 millones de pesos y tenemos períodos abiertos sin cobrar desde febrero. No han terminado de pagar ese mes, abonaron un poquito de marzo y un adelanto de abril. Es muy vieja la deuda”.
A raíz de esta irregularidad, precisó que “las droguerías comienzan a cortar las cuentas de las farmacias por falta de pago, eso resiente la economía de las farmacias y la atención al resto de la población se ve perjudicada”.
“Las autoridades del PAMI están en conocimiento. Pusimos el hombro muchos años y le dimos tiempo a esta nueva gestión, pero es una situación insostenible. Tiene que acomodar sus gastos a sus ingresos, como hacemos en nuestras casas, porque si no queda en cesación de pagos”, agregó.
Consideró como una posible solución “que el Estado le aporte lo que está gastando de más, porque los casi cinco millones de jubilados consumen por encima de la media de otras obras sociales”, ya que “las industrias farmacéuticas debemos brindar el mejor servicio y el Estado cuidar a los jubilados”, consideró.
Por último, el farmacéutico lamentó que los usuarios sean los perjudicados, pero se esperanzó con que la medida de fuerza contribuya a que el conflicto “se solucione definitivamente y no con un parche de pagar una parte y que en diez días estemos en la misma situación”.

COMENTARIOS