None
PROPUESTAS EN EXPANSIÓN

Junín se enriquece con la aparición de numerosos establecimientos culturales

Son espacios abiertos a la comunidad, donde se pueden compartir expresiones artísticas para todos los gustos y edades. Clubes de lectura, talleres artísticos y cine debate, entre muchas otras actividades, forman parte de una vastísima oferta que se puede disfrutar en la Ciudad.

En los últimos años han proliferado gran cantidad de centros culturales en Junín, donde se brindan talleres artísticos, se desarrollan espacios de educación, nacen microemprendimientos y se les brinda visibilidad a distintos colectivos artísticos locales.
Son espacios que se caracterizan por la apertura a la ciudadanía de la producción y difusión del arte y la cultura.
En diálogo con Democracia, los referentes de Dadá Espacio Cultural, 847 Estación de Arte y la Casa de la Cultura explicaron cuál es la oferta que tienen actualmente y cuáles son sus objetivos como organización cultural.

Dadá, Espacio Cultural
- ¿Cómo surgió Dadá y con qué actividades comenzaron?
- Dadá es un espacio cultural que cumplió su tercer año en nuestra ciudad, creciendo mes a mes y visitado por miles de personas anualmente. En él se desarrollan actividades de las más variadas para todas las edades. Talleres, seminarios, cursos, obras teatrales y de danza, espectáculos musicales, cine, eventos, exposiciones, ferias y mucho más.
Lo formamos un equipo de creativos -Natalia Rocha, Andrés Belda y Javier Mattioli- que apuntamos a la difusión de arte y cultura mediante actividades para quienes desean disfrutar de un espacio cálido, único y amigable. Durante su inicio en el 2014 y hasta la fecha, se pudieron apreciar más de cien obras teatrales con elencos nacionales e internacionales, dos Festivales Internacionales de Teatro, más de veinte ferias de diseño, exposiciones de artistas premiados a nivel nacional, cenas temáticas, shows al aire libre, eventos privados. Teatro, cocina saludable, intervenciones urbanas, jardineritos, manipulación de cueros, danzas árabes, fotografía, historieta, artes visuales, yoga y tango son algunas de las propuestas de los talleres.

- ¿Ven interés de las personas de Junín en acercarse a actividades culturales?

- Nuestro objetivo principal es generarlo. En Dadá notamos el incremento del público en los espectáculos y/o eventos. De hecho somos visitados por gente inclusive de la zona como Chacabuco, Rojas, Salto y otras localidades. Buscamos siempre la calidad y el compromiso en cada actividad y la sociedad lo ve reflejado. Además, el interés se vive en las reservas, las localidades agotadas semana a semana y todos los comentarios que nos hacen.

- ¿Cómo analizan el panorama cultural en Junín?
-Junín tiene un potencial increíble y recursos humanos que otras ciudades de características similares ni se asemejan. Contamos con Instituciones como la Escuela de Teatro, la de Arte y el Conservatorio, semilleros de artistas y docentes culturales. Es cierto que venimos de unos cuantos años donde desde el municipio no se veían indicios de actividades culturales, creo que gracias a esas falencias surgieron estos espacios alternativos, ricos en estéticas y propuestas, que albergamos a muchas personas que desean trabajar del arte cosa que no podíamos imaginar tiempo atrás.

847, Estación de Arte

-¿Cómo surgió 847, Estación de Arte? ¿Qué actividades se desarrollan?
-Normando Córdoba: Hace dos años yo tenía la idea de tener un espacio donde funcionara un club de literatura y un cine. Toda mi vida me apasionaron el arte y la literatura; y con la idea de armar este centro, comencé a formarme en Buenos Aires realizando cursos de arte y de literatura. Con el asesoramiento de Luciana García Belbey, curadora de arte, comenzamos este proyecto.
En este espacio comenzamos a realizar muestras de arte con artistas plásticos de renombre, el cine club en donde vemos películas y luego realizamos un cine debate y el club de lectura, que consiste en un encuentro periódico de lectores comunes para compartir las lecturas que convenimos y que cada uno realiza en solitario. Este club de lectores es el que se ha consolidado muchísimo, hoy en día somos 20/25 personas que nos juntamos y compartimos la experiencia de leer un libro y compartir nuestras impresiones. También hemos organizado encuentros en los que traemos algún escritor de nuestro interés y se armaron encuentros muy interesantes.

- ¿Qué interés ves en las personas de Junín en participar de estos encuentros culturales?
- Han venido muchas personas de diferentes ámbitos. Cada una viene según intereses particulares. Han venido grupos de lectores ya conformados a compartir lecturas sobre autores de su interés, profesores de literatura como Gastón Garbarino que ha traído a sus alumnos de la Escuela de Literatura. Son encuentros muy enriquecedores. También hemos traído escritores que brindan conferencias y talleres sobre temas específicos como Carlos Gamerro y Sylvia Iparraguirre.
Este mes de junio tenemos una muestra muy interesante (que va a durar un mes) de la artista plástica Eliana Truscello denominada “Viajes”, el Club de Lectura (que este mes es “Junio para Borges”) que funciona todos los miércoles a las 20:30; el unipersonal de Pablo Finamore “El Salvaje” el sábado 11 de junio, a las 21; un concierto de Guitarra contemporánea con Patricio Sánchez, el sábado 18 de junio, a las 21.
La idea es poder acercar la cultura a todos los ciudadanos. Hablar de arte no tiene que ser solamente para los expertos, no tiene porque ser aburrido ni uno tiene que tener un capital cultural enorme para poder disfrutarlo. Soy un convencido que los pueblos que dedican tiempo a las cuestiones artísticas son más civilizados.
La Casa de la Cultura

- ¿Cómo surgió este espacio? ¿Qué actividades se desarrollan?
- La Casa de la Cultura forma parte de la ONG Pensar Junín, en donde realizábamos diferentes talleres artísticos y quisimos crear un espacio que sea específicamente cultural. Observamos que en Junín hacía falta un espacio en donde los artistas locales tuvieran un lugar en donde mostrar su arte, ya sean músicos, artesanos, pintores, etc.
Este espacio está abierto durante toda la semana, a partir de las 16. La idea es transmitir a la gente que es un espacio abierto al que pueden venir y sentirse parte. Pueden venir a los talleres, a leer un libro de nuestra biblioteca, a estudiar o simplemente a tomar un mate.
Tratamos de concentrar la mayor cantidad de actividades y espectáculos a los fines de semana. Por ejemplo, actualmente todos los jueves por la noche estamos realizando un ciclo acústico que se llama “Canciones del Alma”, donde la gente puede venir escuchar buena música y tomar algo; y los viernes cada 15 días tenemos el espectáculo de “La Jam del Club del Blues”.
También hemos realizado algunos domingos la Varieté Ecológica, un espacio en donde se brindan espectáculos, hacemos exposiciones de arte y feria de artesanos
Tenemos talleres de bijou-terie que funciona lunes y jueves a las 17; fotografía, los lunes a las 18:30 y los viernes 18; danza folclórica, miércoles de 14 a 16; ajedrez, los martes y jueves a las 18; producción teatral, los martes a las 20; y yoga, martes y jueves a las 19.

- ¿Cómo analizan el panorama cultural en Junín?

- Creemos que Junín tiene mucho potencial y muchísimas personas que quieren desarrollar actividades artísticas. La idea es ofrecerle a la gente un plan distinto en donde se puedan llevar un lindo momento compartido y a su vez, enriquecerse y conocer las propuestas de los artistas locales.
Nuestro principal objetivo es instalar a este lugar como un “espacio de cultura cotidiana”, queremos recalcar que es un espacio abierto y que además de poder venir a las actividades, si tienen algún proyecto cultural o artístico lo pueden proponer y desarrollarlo en nuestras instalaciones.

COMENTARIOS