None
INVITADAS POR UN EX FUNCIONARIO CARIOCA

Titiriteras cubanas radicadas en Junín llevaron su arte a un festival en Brasil

Fueron invitadas a un espectáculo relacionado con esa temática que congregó a exponentes de varios países. En esta nota relatan esa experiencia y hablan sobre la actividad que despliegan a nivel local.

Desde hace tres años, las cubanas Jakie y Geraidy caminan por las calles juninenses haciendo gala del singular aire caribeño y, muchas veces, llevando consigo a sus mejores amigos: los títeres.
Devotas como son de ese arte, no dudaron ni un segundo cuando les llegó una invitación para participar de un encuentro relacionado con esa temática en Brasil, del que volvieron hace apenas unos días.
“Estuvimos en Teresina de Piauí, invitadas al Primer Festival de Monecos, como le llaman ellos a los títeres. Fue organizado por un titiritero que por ocho años fue director de Cultura y que ante el cambio de gobierno volvió a su vocación de origen”, relató Jakie, todavía repleta de felicidad.
Y agregó: “Estuvimos con grupos de Perú, Chile, Cuba y Argentina, compartiendo todos un espectáculo hermosísimo que coincidió con los corsos de Brasil. La apertura fue con los reyes y las reinas del carnaval y todo lo que siguió después fue encantador. Entre dos y tres veces al día llorábamos por la alegría que nos causaba estar formando parte de algo tan especial y porque además parecía que estábamos en Cuba”.
Geraidy, mientras tanto, realizó una comparación sobre el modo en que la gente de distintos lugares se expresa ante la magia del lenguaje “titeresco”: “El público argentino es mucho más introvertido, deja sus emociones adentro y no es tan efusivo, pero el brasileño te saluda enseguida y por más que no te conozca te abraza, te cuenta su vida y te invita una cerveza. Pero es una cuestión cultural, no se trata de decir que unos sean mejores que otros”.

La actividad en Junín
Con respecto al desarrollo de su tarea en Junín, Jakie recuerda que empezaron hace casi tres años, dando funciones en Arte Va tanto ellas como colegas españoles, cubanos y de otros lugares de Argentina que pasaban por esta ciudad.
“Ahora ya estamos construyendo la sala de teatro de títeres en Lavalle 1511, tenemos el baño para el público y un pequeño camarín que es donde está el sonido y al que también utilizan los artistas para cambiarse si es necesario. Ya vamos a empezar a dar funciones en la vereda y dentro. También queremos ir al hospital a hacer funciones para los niños, que los chicos que están en cama y no pueden levantarse sepan que van a tener la visita de títeres”, completó.

COMENTARIOS