None
EN JUNÍN

Desde el debut de la Policía Local, se redujo la cantidad de llamados al 101

La presencia de la fuerza contribuyó a bajar el índice delictivo, dijo Andrés Rosa. En la Jefatura Distrital de la Policía Bonaerense –que también sumó efectivos a la calle– coinciden en que hay menos denuncias. Los vecinos piden que lleguen a más barrios.

La mayor presencia policial en las calles de Junín se reflejó en una disminución de las denuncias y los llamados al 101, según lo afirman las autoridades. Este incremento de uniformados se dio a partir del debut de la Policía Local, el 7 de julio pasado, que aportó 131 agentes a la prevención y otros 30 de la Jefatura Distrital que también vigilan a pie.
Andrés Rosa, director de la Escuela de la nueva fuerza y de Asistencia a la Víctima, confirmó la tendencia y dijo que en "las zonas donde se están moviendo (los nuevos policías), se han detectado mucho menos denuncias y llamados al 101".
No obstante, aclaró que el trabajo que realizan es en base a estadísticas, que están relevando y comparando con respecto al primer semestre anterior a la puesta en marcha.
El jefe Distrital de la Policía Bonaerense en Junín, Hugo Pellicone, confirmó la tendencia: "Hay menos llamados y menos denuncias".
Para Rosa el delito "no solo bajó objetivamente", sino que también "subjetivamente". Sobre este último punto, explicó que se trata de "la percepción de la gente" sobre la seguridad. Para el funcionario, la Policía Local "contribuyó" a la disminución de los ilícitos ya que "complementa el trabajo de los otros policías que trabajan en esas zonas".
Pellicone, dijo que el aumento de la presencia policial y los rondines "cayó bien a la gente". Y sobre la lucha contra la inseguridad, destacó que se lograron frenar las seguidillas de asaltos a comercios y arrebatos que se venían registrando en los últimos meses.
En tanto, reconoció que las estadísticas indicaban que seguía "alto" el robo de motos y por eso están realizando numerosos operativos en distintas zonas de la Ciudad.

Prevención
En la actualidad, la flamante fuerza trabaja en las principales arterias como Benito de Miguel entre la Ruta Nacional 7 y la Plaza 25 de Mayo, Padre Respuela, avenida San Martín, Primera Junta, República y Libertad. En tanto, los nuevos rondines –agentes que caminan las calles– de la Policía Bonaerense están presentes en Intendente de la Sota y la zona bancaria.
Rosa destacó que el egreso de la segunda camada, que finalizará su capacitación a finales de octubre, incorporará otros 41 agentes y ello les permitirá llegar a más lugares.
En tanto, Pellicone reconoció que "la gente reclama mayor presencia policial" en los barrios y que están analizando poder llevar en lás próximas semanas más rondines a esas zonas. Y se reunirán con las autoridades de la Policía Local para hacer lo mismo.
En ese sentido, Rosa destacó el "trabajo coordinado" entre todas las fuerzas. "Donde no está la Local, buscamos que los otros policías lo cubran".
Y aprovechó para contestarle a los candidatos que hablan de que "no hay articulación".
"Si faltara coordinación sería imposible trabajar", dijo y recordó que además "está la policía que hace prevención (CPC) con 160 efectivos".
En ese sentido, explicó que la coordinación implica realizar "capturas e intercepción" en conjunto, como también "que no se superpongan" los recursos. "Y después un policía local ante cualquier hecho convoca al CPC", destacó.
En esa línea, el director de la Escuela de Policía Local destacó que "hubo mucho compromiso" por parte de los jefes policiales de la Bonaerense, con "una filosofía que abraza a todas las fuerzas de la ciudad".
"Desde un primer momento se han brindado a esto y han dado charlas especiales y la bajada de línea ha sido muy clara y precisa y eso ha contribuido a que el efecto en la calle sea bueno", dijo.
Además, el funcionario dijo que los uniformados se sintieron muy bien recibidos por los vecinos y que "no esperaban tener esta aceptación por parte del juninense, superó las expectativas".

COMENTARIOS