None
RUMBO A LAS ELECCIONES DE OCTUBRE

Meoni: “Petrecca busca tapar la falta de propuestas y denuncia una campaña sucia”

El intendente de Junín salió al cruce del macrista y lo tildó de “demagógico”. Adelantó que les pidió un mayor compromiso y “sensibilidad” a sus funcionarios para atender los problemas en los barrios. “Hablo con los vecinos, pero no ando con la camarita de fotos”, disparó.

Tras la derrota en las PASO, el intendente de Junín, Mario Meoni, reconoció en una entrevista con Democracia, realizada ayer, en su despacho municipal, que les pidió a sus funcionarios que sean “sensibles” a los problemas de los vecinos y trabajen para resolver los problemas, al tiempo que se mostró confiado en poder revertir el resultado electoral y consideró que “predominó el voto presidencial”.

-Pero usted siempre sacó más votos que los candidatos presidenciales.
-Sí, pero no en las PASO. En las PASO tuve una sola experiencia, donde si bien fui el candidato más votado, la sumatoria del FpV fue de 8 mil votos más, tuvimos que reconquistar en esa elección 8 mil votos, una diferencia mucho mayor que la actual con Pablo Petrecca.

-Hubo arrastre nacional…
-Hubo un arrastre nacional muy fuerte, y nosotros en otras elecciones planteamos la campaña haciendo foco en lo local y esta vez hicimos una campaña presidencial.

-¿Lo sorprendió el resultado de las PASO?

-Un poco sí, porque pensábamos que iba a haber una mirada también del voto local, que no la hubo.

-¿Cree que las encuestas se equivocaron?

-Sí, fallaron en el orden local, pero no en el ámbito provincial.

-Necesita sacar en octubre más de 6 mil votos ¿Cree que la gente puede cambiar el voto?
-Sí, creo es otra elección y que la gente puede cambiar el voto, en favor nuestro y también en contra nuestro, no es una elección cerrada, yo no voy a decir ‘puedo traer los votos de todos y doy por sentado que gané’, no, creo que podemos ganar, tengo mucha confianza, pero la variación del voto puede ser en diversos sentidos, tiene que ver con muchas condiciones coyunturales. El fin de semana pasado nos afectó el tema de la lluvia, no caben dudas, votó mucha menos gente de la que vota habitualmente.

-¿Hace alguna autocrítica con respecto al estado de las calles?

-No, porque frente a la lluvia no se puede hacer nada. La única autocrítica que podemos hacer es que apoyamos al campo en 2007 y por eso dejamos de tener recursos para volcar a la ciudad, pero fue una decisión política, tomada a conciencia, y no me arrepiento. De todas maneras, podríamos haber hecho cien cuadras más de asfalto en el mejor de los casos, eso no hubiese cambiado la situación. Respecto de la lluvia, con la misma cantidad de milímetros que todos los distritos de la Región, tenemos una situación mucho más aliviada que el resto, más allá de lo que molesta y todo, creo que hicimos todo lo que había que hacer. Sucede que aquel que vive en calle de tierra y sale en ese momento con el barro, se siente incómodo y yo lo entiendo. Hay gente que puede estar necesitando cosas, pero entiende que magia no hay y que hay muchos candidatos que proponen soluciones mágicas

-Petrecca dice que está cerca del vecino los 365 días del año y lo acusa a usted de estar ausente, ¿qué opina?
-Es una estrategia de campaña. Estoy con muchos vecinos, muchos más de lo que ellos creen, pero no ando con la camarita de foto encima como andan algunos, que solo van a tomar con los vecinos para sacarse la foto. Creo que es una estrategia electoral ante la falta de propuestas, como no saben qué proponer, dicen estar cerca de los vecinos; pero estar cerca de los vecinos no es ninguna solución. Creo que en eso hay una estratégica demagógica de querer mostrarse cerca de la gente. Yo soy los 365 días del año intendente de Junín y por eso se qué cosas se pueden hacer y cuáles no. Sería muy fácil salir todas las mañanas a charlar con los vecinos y que después sea un caos, desde lo administrativo, de cómo obtener los recursos. Un gobierno no se hace sin planificación. El otro día escuchaba que Pablo Petrecca decía que va a ser intendente los 365 días del año, a mi me hubiese gustado que empezara por ser concejal los 365 días del año, porque la verdad que ha cobrado una dieta de los vecinos todo este tiempo, y hay numerosas ocasiones en las que no está en las comisiones discutiendo los proyectos con los cuales vamos a hacer Junín; casi no se le conoce la voz en el Concejo Deliberante.

-Algunos dicen que Petrecca es el Meoni de 2003.

-Pesaremos los mismos kilos (risas), somos los dos flacos y narigones. Puede ser, pero yo en ese momento no era concejal, era diputado provincial y trabajaba mucho en los barrios. La verdad que no sé, cada uno tiene sus propuestas. En todo caso lo que tiene en común es que varios amigos y militantes que se iniciaron conmigo y después fracasaron en la gestión hoy integran sus equipos técnicos.

-Mucha gente dice que estuvo muy metido en la política nacional y descuidó la gestión.

-Las veces que he viajado por cuestiones de política o para estar en un programa de televisión, al otro día, a las ocho menos cuarto estoy en la Municipalidad, no hubo un solo día que no haya estado o haya delegado mi responsabilidad como intendente. Junín pasó a tener una presencia nacional que no la tenía antes, no solo por mí, sino por múltiples factores, pero la presencia política nuestra ha influido. Por ejemplo, Rodrigo Esponda estuvo en Carbap mucho tiempo y ha defendido como nadie los intereses de los productores juninenses y es un gran dirigente, y no porque se haya ido perdió la pisada, al contrario, le dio una voz más potente para defender Junín. Nosotros lo que tenemos es una voz más potente a partir de eso para defender Junín permanentemente.

-¿Este es el momento más difícil de su carrera política?

-No, el más difícil fue cuando tenía que hacer política desde el llano, con cuatro amigos, y la luchábamos. Además creo que hay que quitarle dramatismo a la política.

-De ganar la intendencia, ¿va a hacer cambios de gabinete?

-Habitualmente hago cambios de gabinete, si hay alguien que ha cambiado secretarios, soy yo, de hecho no hay ninguno que permanezca en el cargo desde 2012. Va a haber cambios de gabinete, primero porque hay varios funcionarios que son candidatos a concejales y luego porque cambian las formas y la estructuración, nuevas problemáticas.

-Una derrota trae mucha crítica interna…
-Cuando perdés aparecen todas las críticas juntas, de la misma manera que cuando ganás parece que hacés todo bien. Yo he aprendido a diferenciar las cosas que son reales de las que no lo son. Alguna dificultad que hemos tenido y que vengo manifestando en las reuniones de gabinete hace mucho tiempo es algún grado de falta de sensibilidad y de respeto al vecino en algunas cosas. Algunos de los que vinieron nuevos tuvieron un tiempo en el que lo entendieron bien y después cayeron otra vez en no preocuparse todo lo que tienen que preocuparse en el problema individual del vecino, no estoy hablando de las cosas colectivas. Aquel que planifica 50 cuadras de asfalto, eso funciona perfecto, ahora si viene un vecino porque tiene un bache en la puerta de la casa y vos en vez de preocuparte por resolvérselo en las próximas cuatro horas, tardás 40 días, eso es un problema severo y es lo que más me fastidia. Por eso he puesto énfasis en que no pierdan esa sensibilidad, que pedí en noviembre del año pasado cuando cambié parte del gabinete porque había muchos que habían perdido esa sensibilidad, que hay que tenerla siempre, no importa si estamos en un proceso electoral. Cuando uno está en la función pública tiene que tener, durante todo el mandato, cada día, la sensibilidad suficiente para escuchar a aquel que tiene un problema y en todo caso, explicarle por qué no se puede resolver el problema.

-Petrecca lo responsabilizó de idear una campaña sucia en su contra, ¿es así?

-No sé cómo se imagina esas cosas, algunos piensan en campañas sucias, porque tal vez las hacen. Ocurre que muchas veces quienes hacen campañas sucias las hacen contra los demás, y no los afecta, sienten que eso no es campaña sucia, que es estrategia política. Lejos estamos de querer hacer campaña sucia, no es nuestro estilo, siempre fui por las propuestas, por las ideas, les consta a los juninenses que he recibido durante todos estos años muchísimas campañas. Lamento que Petrecca busque tapar la falta de propuestas denunciando una campaña sucia. Hay gente que está cerca de Pablo que escribe barbaridades todos los domingos, sin embargo, nunca me he tomado el trabajo de contestarles, porque creo que es parte de una campaña sucia y yo no entro en la campaña sucia. Lamento que Pablo se deje llevar por alguno de sus asesores cercanos en plantear estas cosas, porque él tiene la capacidad e ideas para hacer una campaña propositiva para Junín y no entrar en esta lógica.

COMENTARIOS