None
MILES DE HECTÁREAS SE ENCUENTRAN BAJO AGUA EN JUNÍN

Una gran obra inconclusa, el factor clave de la inundación en la Región

Especialistas opinan que la interrupción de los trabajos hidráulicos entre las lagunas "El Carpincho" y "Las Flores", como así también aguas arriba de esta ciudad, es una de las principales causales del gran desborde que afecta a numerosos campos y localidades del noroeste bonaerense.

El panorama desolador que gobierna en buena parte del noroeste bonaerense como consecuencia de las inundaciones se podría haber evitado, o cuanto menos atenuado en gran medida, si no se hubiesen interrumpido las obras de regulación hídrica en la Cuenca del Salado.
La ausencia de trabajos entre las lagunas El Carpincho y Las Flores -a la altura de Lobos- es un factor clave para explicar lo que está aconteciendo en parte del distrito de Junín, en Chacabuco, Salto y en miles de hectáreas que perdieron su fisonomía natural bajo el inmenso espejo de agua que se formó con las lluvias que vienen castigando a la provincia desde hace diez días.
“Se hicieron las dos primeras etapas del tramo inferior de las obras de la Cuenca del Salado y están faltando las obras que van desde Lobos hasta la laguna “El Carpincho”. En la parte baja se avanzó muy poco”, observó Gastón Blanc, subsecretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Junín.
El funcionario aclaró que Rojas, Arrecifes, Pergamino, San Antonio de Areco pertenecen a otra cuenca, la de Areco, que está más arriba y “es del tipo de esas que no te avisan cuándo se puede producir una catástrofe porque tienen una composición distinta que la del Salado”.
“En Junín las obras están prácticamente finalizadas, nos restaría completar el tramo entre la laguna El Carpincho y el partido de Chacabuco, pero están funcionando bien, sobre todo las de regulación de la Mar Chiquita”, agregó.
De todos modos, Democracia le consultó sobre los sectores rurales del distrito que se están viendo afectados por la concentración de agua y lo consultó sobre las acciones de mantenimiento que se habían realizado antes de que se desatara el diluvio. “Desde el municipio se han ido regularizando muchos canales secundarios que desaguan en el río Salado y en El Carpincho, de los cuales se presentó la documentación correspondiente y se ha hecho el sistema de alcantarillado que permite atenuar el derrame aguas abajo que afecte a zonas linderas”, indicó.
En referencia al caso puntual de Laplacette, donde los vecinos denuncian una total falta de asistencia por parte de la Comuna, Blanc dijo que el Municipio tiene aprobado por la Dirección de Hidráulica la ejecución de las obras de canalización, que están pendientes desde el año 2004. “El agua que se concentra en esa zona no se puede volcar a la laguna de Gómez sino que debe ir a la localidad de Quirno Costa, en el partido de General Viamonte, pero tenemos un impedimento de un establecimiento de ese lugar de poder concretar los trabajos. Hicimos la denuncia ante la Autoridad del Agua, porque ese establecimiento cuenta con canales clandestinos y no permite realizar la obra que técnicamente se pueda sacar el agua de Laplacette. Hoy, no nos queda otra que hacer un bombeo con apoyo de la empresa Grobocopatel”, aseveró.

Se podía haber previsto
Diego Frittayón, encargado de la comisión de obras públicas y planificación urbana del espacio “Cambiemos” a nivel local, sostuvo que hace alrededor de seis meses que se sabía que iba a ocurrir este fenómeno natural y fue crítico del trabajo municipal: “Más allá de que la obra del Salado es muy buena, sabíamos que había canalizaciones y algunas obras hechas por el Municipio que no tenían el correspondiente cierre de compuertas, de carpeta, que son las que deben impedir que el agua ingrese desde el río hacia la ciudad. Se hicieron cosas de manera incorrecta”, evaluó.
También entregó una versión distinta respecto del caso de Laplacette: “Hay vecinos que tienen treinta centímetros de agua dentro de la casa y el Municipio debería estar en ese lugar con una bomba drenando el agua, pero no lo hace. Quien asumió el lugar del Estado es la empresa Grobocopatel, que está instalada ahí y que a partir de bombas que ellos poseen han logrado drenar y se hicieron cargo de vecinos que estaban inundados”.

“Si sigue lloviendo…”
Mientras tanto, la situación en los campos no está exenta de la crisis general, pero en lo que respecta a los cultivos, por el momento no hay grandes pérdidas.
Así lo hizo saber el ingeniero Juan José Cavo, ex jefe del Inta local. "En principio, la ciudad de Junín ha sido muy favorecida, porque las obras llegaron hasta El Carpincho. Lo que ocurre es que lamentablemente los trabajos no siguieron y fueron muy perjudicadas localidades que están aguas abajo del río Salado. No tenemos gran cantidad de inundaciones si tenemos en cuenta el agua que ha caído. Sí lo tiene el campo, pero afortunadamente tampoco está en el momento más crítico, o sea de cosecha o siembra. Se ha sembrado muy poco trigo y otro tanto de cebada, entonces las pérdidas son bastante menores por ahora", comentó.
Si sigue lloviendo y no se pueden sembrar cultivos de grano grueso esto va a ser muy grave.

Ayuda para las zonas inundadas
Por las inundaciones que afectan a varios vecinos de la Región, distintas instituciones de la ciudad reciben donaciones para los damnificados.
En la sede del Club Argentino, hoy de 9 a 12, recibirán alimentos no perecederos, agua mineral, leche en polvo, ropa de abrigo y artículos de limpieza.
En la Unnoba, se podía acercar leche, lavandina, agua, pañales, calzado y medias a Sarmiento 1169 de 8 a 19.
La CTA y Suteba Junín hacen lo propio en Belgrano 417 de 9 a 13 y de 16 a 20.
En los locales del Pro Junín de General Paz 165 y Arias 77 también recepcionan para los pueblos del partido.
La Policía Local recibirá donaciones de alimentos no perecederos, ropa, frazadas, elementos de limpieza y agua potable, en la base situada en Chacabuco y 11 de julio.
En la Expo Junín 2015, que se desarrolla Ruta 7 y Camino al Balneario, recolectarán alimentos, colchones, pañales, frazadas, elementos de limpieza e higiene, durante todo el fin de semana.
El Rotary Club Junín de Villa Belgrano informó que está juntando lavandina, agua mineral, leche larga vida, velas y pañales en la sede de General Paz 924 de 10 a 13.
En tanto, el Rotary Club Junín Sur recibirá artículos de limpieza para Salto, Morse y Baigorrita en la sede de Canavesio 375 hoy, entre las 14 y las 18.
En el Club Atlético Rivadavia, en Padre Ghío 126, y en la Cantina del Club Junín, en Julio Campos 69, se recibe ropa, pañales, lavandina, agua y alimentos no perecederos.

Animales en peligro
Por otro lado, Hernán Centoz, periodista agropecuario de Junín, fue llamado por Radio Brisas de Mar del Plata para hablar sobre la problemática de las inundaciones y señaló que que “en cuatro días cayeron 400 milímetros de agua, lo que hace difícil poder aplicar cualquier contención, y si bien la ciudad está protegida por las obras que se hicieron en el río Salado, los campos están muy complicados y los animales corren riesgo de morir de hambre”. Además, dijo que “hay varios caminos cortados y centenares de personas aisladas, por lo que hay que esperar que pare de llover para empezar a reconstruir, algo que llevará como mínimo unos seis meses”.
En tal sentido, explicó que “si bien hacen falta más obras que si estuviesen hechas el daño podría haber sido menor drenando más rápido, la ciudad no tiene el problema de otras inundaciones por lo que se hizo sobre el Río Salado. Distinta es la situación de los campos".

COMENTARIOS