None
EL CLIMA SIGUE GENERANDO ESTRAGOS EN JUNÍN Y EN DISTRITOS VECINOS

Rafael Obligado: los autos cruzan con la ayuda de una camioneta y un tráiler

Es en Rojas, una de las zonas más afectadas por el temporal de lluvia que viene castigando a la Región. Democracia realizó ayer una recorrida por el lugar, habló con la gente del pueblo y recogió imágenes de los daños que está causando el agua en la Ruta Nacional 188.

A las siete de la mañana, la Dodge naranja y blanca ya está preparada para ponerse al servicio de la comunidad. Con las huellas de mil batallas en la carrocería (es modelo ´76), esta semana recuperó el protagonismo de otros tiempos y, con un tráiler enganchado, emprendió quizás una de sus últimas proezas: transportar los coches que no pueden atravesar el acceso a Rafael Obligado, cortado por la tremenda inundación que generaron los más de 350 milímetros caídos en menos de una semana.
“Esto es algo que acá nunca se vio. Muchos dicen que hubo una inundación similar en el año cuarenta, pero desde que yo tengo uso de razón jamás pasamos por esto”, le cuenta a Democracia Ariel Gallardo, dueño de la camioneta que por día permite que decenas de hombres y mujeres puedan ingresar o salir del pueblo, situado a treinta kilómetros de Junín y que, pese a pertenecer al distrito de Rojas, posee un estrecho vínculo comercial con esta ciudad.
El camino que conduce a esa localidad está pavimentado y en tiempos normales no tiene nada que envidiarle a las mejores rutas del país, pero el aluvión que se viene abatiendo en esta Región del país y el consecuente de varias lagunas aledañas hicieron que desde el lunes ya hubiera que implementar el mecanismo de remolcar los coches porque unos setecientos metros de la cinta asfáltica quedaron invisibles, absorbidos por un gigante espejo de plata.
Gallardo tiene 33 años y es un vecino común de Obligado, cuya iniciativa se transformó en un beneficio que la gente del lugar ya se acostumbró a recibir, al menos hasta que la inmensa laguna ceda. “Empezamos pasando uno, después otro y otro, y así hasta que nos quedamos acá para seguir colaborando, ya que hay muchas mujeres o personas con autos nuevos que no se animan a cruzar y nos piden auxilio. Hoy (por ayer) a la mañana llovía a baldes y tempranito ya estábamos acá”, relata Ariel, que no puede contener las lágrimas por la emoción y por cierta amargura causada por comentarios de gente a la que –según comenta- parece molestarle lo que hace.
“Hay algunos que nos ven haciendo esto y no sé qué pensarán, tal vez que le estamos cobrando a la gente o lucrando de otra forma con esto, cosa que no hacemos, y nos gritan cosas. Parece mentira, encima que ayudamos, nos critican y se burlan”, cuenta Gallardo.
Jorge Ratto, un roquense que concurre con bastante asiduidad a Obligado, también expresó su perplejidad por las consecuencias que el fenómeno climático está causando en esta parte del mapa bonaerense. “En Roca, hay una parte del pueblo imposible de transitar. Tanto es así que para pasar de un lado a otro, la gente está circulando por encima de las vías en camionetas hasta llegar a la parte donde el camino permite movilizarse casi sin problemas”, le dijo el productor agropecuario a este diario.
Con 60 años y decenas de adversidades meteorológicas que lo tuvieron como testigo, Ratto asegura no recordar muchas inundaciones como las que se están registrando en la actualidad. “Esto que acontece en Obligado pocas veces lo vi, y lo mismo puedo decir de varios campos y caminos que recorro día a día”.

Pura agua

Recorrer la Ruta Nacional 188 es asistir a uno de los ejemplos más cabales de los estragos que están causando las lluvias y la ausencia de obras en numerosos distritos del noroeste bonaerense.
Sólo en el trayecto Junín –Obligado se puede apreciar el estado de intransitabilidad en el que quedaron los caminos rurales que conectan a Agustín Roca y O´Higgins y, a esa misma altura pero en sentido opuesto, a Roca y Ascención.
No menos impactante resulta la imagen de ganado vacuno y porcinos sumergidos en el agua, problemática que en algunos casos ya fue superada por la mortandad de animales.
"Estamos más que preocupados por lo que esta pasando, porque no hay miras de que esto afloje y a muchos colegas ya se les han muerto los animales. Realmente esperemos que esto se termine y que después aparezcan las obras que están haciendo falta", dijo Rubén Aguirre, productor ganadero radicado a las afueras de Obligado.

Para ver todas las imágenes de las Inundaciones en Rafael Obligado, Hacer click aquí

COMENTARIOS