6 DE AGOSTO DE 1933

Los veterinarios ejercen su profesión entre la salud animal y pública

El Instituto Agronómico Veterinario de Santa Catalina, provincia de Buenos Aires, fue la primera escuela de estudios superiores del país

Los veterinarios son profesionales que ejercen su labor de manera integral entre la sanidad animal y la salud pública.
El 6 de agosto de 1933 inician los estudios veterinarios en el Instituto Agronómico Veterinario de Santa Catalina, provincia de Buenos Aires. Fue la primera escuela de estudios superiores de veterinaria en el país y, desde ese entonces, se toma esa fecha como recordatorio del día del Médico Veterinario.
Hoy, en un mundo cada vez más complejo - en términos culturales, ambientales, económicos, políticos y sociales -, los profesionales veterinarios forman parte del conjunto de profesiones encargadas de afrontar los múltiples problemas de salud pública y animal, y los efectos nocivos del aumento del contacto entre las diferentes especies poblaciones.
En la actualidad, el campo de acción profesional abarca distintos ámbitos relacionados entre sí como la sanidad animal, la salud pública, la investigación en biomedicina, la inocuidad y seguridad de la producción alimentaria y el cuidado de los ecosistemas. Los temas centrales en los que intervienen están relacionados directamente con la vida humana como ser: la resistencia a los antimicrobianos, el cambio climático y la intensificación de los sistemas de producción, los movimientos de animales exóticos, la intervención de la fauna salvaje en la transmisión de enfermedades, las enfermedades transmitidas por los alimentos, el agua o vectores, la aparición (y reaparición) de las zoonosis, el comercio mundial de alimentos y animales, el manejo ilegal de fármacos, etc.
Este nuevo escenario, signado por la fragmentación y los nuevos desafíos, requiere compromiso, capacitación y vocación de servicio por parte de los profesionales de este campo, de las instituciones académicas que los forman y de los organismos del Estado. La labor que se presenta por delante implica repensar el vínculo con lo que nos rodea, ampliar la medicina veterinaria a nuevos ámbitos interdisciplinarios de trabajo y seguir revalorizando el rol profesional como “agente de salud pública”, independientemente de la incesante e indispensable tarea de actualización y capacitación permanente.
Este trabajo de búsqueda de una mirada integral sobre la salud y la sanidad animal y de revalorización del rol del médico veterinario como parte fundamental del sistema de salud pública, no puede lograrse efectivamente si no es mediante la puesta en marcha de políticas que busquen que el conjunto de actores - sean dueños de animales, productores, profesionales de medicina, gobernantes, etc. -, se mantengan mutuamente informados y trabajen conjuntamente y a largo plazo.

Colegio de Veterinarios
Una vez más, el Colegio de Veterinarios saluda afectivamente a todos los colegas que contribuyen a la sociedad en su tarea diaria de garantizar la sanidad y el bienestar de los animales, de las personas y de los ecosistemas. Es decir, contribuyen a pensar y trabajar en un mundo con “Una sola salud”.

COMENTARIOS