None
DE CARA A LAS ELECCIONES

Santiago Aguiar: “Más policías no significa más seguridad”

El precandidato a intendente de Junín por el FpV afirmó que “Junín necesita una visión mucho más social de la gestión, vivimos en un una ciudad donde la Municipalidad es una administradora de negocios, todo pasa por tercerizar, todo pasa por licitaciones, todo pasa por si el negocio está o no”.

El concejal y precandidato a intendente de Junín por el FpV Santiago Aguiar afirmó en una entrevista con el programa televisivo Reporte Especial que el delito reclama una solución integral y aseguró que “más policías no significa más seguridad”, en referencia a la gran cantidad de fuerzas que están operando en Junín.
En esta línea, el economista señaló que “el trabajo es el ordenador central de una ciudad que necesita desarrollarse y crecer, y que sólo lo va a poder hacer desarrollando la industria y generando empleo formal, genuino”.
Para el edil, la industrialización de la ciudad posibilitará mejores condiciones de vida. “Los que somos funcionarios vivimos recibiendo currículums, pedidos de trabajo, de chicos que han tenido que dejar la escuela, o de personas grandes, realmente hace falta trabajo, vemos a los jóvenes con serios problemas de inserción laboral”, afirmó.
“En Junín tenemos muchas fuerzas de seguridad, pero no hemos podido resolver la cuestión del delito, claramente porque no está atacado en términos integrales, más policías no significa más seguridad, está clarísimo, lo sabemos todos. Es necesaria la policía para disuadir y prevenir el delito, pero también es necesario que los chicos no estén en esa instancia, que no leguen a delinquir”, señaló.

-¿Coincide con las declaraciones de Pablo Petrecca (Pro), que dijo que en seis meses una gestión macrista en la ciudad puede reducir el delito?
-Viví 14 años en Capital Federal y concurro allí asiduamente y no creo que esté ni cerca de ser una ciudad más segura que Junín. Creo que el delito en la Ciudad de Buenos Aires es un tema grave, con zonas totalmente desprotegidas. No voy a discutir la gestión de Macri porque no soy porteño para juzgarla, pero creo que está lejos de la inseguridad cero o de poca inseguridad. La inseguridad hay que atacarla desde la inclusión social, desde la generación de empleo genuino y no desde la estigmatización.

-¿Por qué lo dice?
-Hay una estadística muy clara que nos dio el doctor Marcos Cornaglia donde el 95 por ciento de los jóvenes en conflicto con la ley penal está sin escolarizar y en su gran mayoría hasta sin vacunar. Por eso debemos orientar las políticas públicas a la inclusión, que estén contenidos por el sistema educativo, que tengan la oportunidad de una salida laboral, poder mostrarles un camino posible y no que estén excluidos o que el sistema no los tenga en cuenta. Yo creo en las asistentes sociales que salen a la calle, no en las que se quedan en la salita; hay que hacer un trabajo en los barrios para saber dónde están los chicos en riesgo y motivarlos para que no dejen la escuela.

-¿Por qué quiere ser intendente de Junín?
-Porque Junín necesita una visión mucho más social de la gestión, vivimos en un Junín donde la Municipalidad es una administradora de negocios, todo pasa por tercerizar, todo pasa por licitaciones, todo pasa por si el negocio está o no está, y la verdad que la mayoría de los problemas son de un corte social muy profundo, como el tránsito, la inseguridad, el empleo, por eso no se pueden analizar sólo desde el punto de vista económico.

-Pero el intendente Mario Meoni dice que para que haya transporte público tiene que haber una nueva tasa o impuesto…
-No creo que sea necesaria una nueva tasa para subsidiar el transporte público, se dio el lujo el intendente de anunciar una obra de 120 cuadras de pavimento, que son muchísimos millones de pesos, también se pueden anunciar otro tipo de obras. Hace falta mirar los problemas con una óptica más social. Para los que venimos del peronismo tenemos adquirido el concepto de justicia social, de igualdad, y la justicia social no es el asistencialismo, sino que todos podamos tener lo mismo en iguales condiciones. Justicia social es eso, pensar que siempre, detrás de toda política pública, hay una persona, y cuando pensás de esa manera, quizás las decisiones que tomás son muy diferentes, el mismo problema lo resolvés de forma diferente, yo soy muy diferente a Mario Meoni, yo no puedo asignarle al taxi o al remís el rol del transporte público o a Pepa la obligación de poner transporte público que no existe. Los chicos, los ancianos, son los primeros que se van a subir al colectivo. Si quiero que las mamás no lleven cuatro chicos en una moto, les tengo que dar una alternativa, y la alternativa es el transporte público, ahí puedo salir a sancionar.

COMENTARIOS