None
PREVÉN QUE TENDRÁ 93.670 POBLADORES

En la próxima década, Junín todavía seguirá lejos de los 100 mil habitantes

Según un estudio oficial, la población crecerá el 2,1 por ciento hacia el 2025. Alem y Viamonte lo harán en un 4%. En la Región, Chacabuco y Ameghino son los municipios que más residentes sumarán. Lincoln y Bragado, estancados.

Desde el último censo nacional realizado en 2010 hasta hoy, Junín sumó cerca de 2000 habitantes. según datos de la Provincia. Pero de aquí a una década, el crecimiento poblacional se estancaría y la cifra ni siquiera rompería la barrera de los 94.000. Muy lejos de la idea de los cien mil habitantes instalada en el imaginario colectivo.
Así, en 2025 apenas llegaría a 93.670, un 2,1 por ciento más desde el último censo y mucho menor al de la mayoría del resto de los 135 distritos bonaerenses, algunos de los cuales verán aumentada su población por encima del 40%.
La proyección surge de un estudio elaborado por técnicos del Indec y la Dirección Provincial de Estadística y difundido por el ministerio de Economía bonaerense la semana pasada, que calcula la evolución de la cantidad de habitantes del total de la Provincia y de los 135 municipios en base a la dinámica poblacional: natalidad, mortalidad y saldos migratorios.
El trabajo proyecta para el año 2025 un total de 18.359.753 habitantes en el territorio bonaerense, lo que implica un crecimiento del 16,8% con respecto a los datos censales de 2010, cuando se contabilizó un total de 15.716.942 habitantes. En la actualidad, afirma, la población bonaerense es de 16.659.9321, un 10,2% más que en 2010.
Aunque el estudio no analiza las posibles causas de los movimientos demográficos en particular, los especialistas destacan que la Provincia presenta un alto grado de heterogeneidad poblacional. Entre los 135 distritos, hay algunos “con una alta densidad poblacional, estructura por edades envejecida y tendencia al decrecimiento; otros también muy poblados pero con estructuras de edades jóvenes y alto potencial de crecimiento, mientras que muchos, menos densamente poblados y con estructuras etarias envejecidas, expulsan población”.

La región

En el análisis demográfico de la Región, el estudio marca una evolución poblacional para Junín del orden del 2,1 por ciento en el lapso de 2010 a 2025, bastante menor que el porcentaje de crecimiento habitacional del total de la Provincia en el mismo período, que es del 16,8 por ciento.
En concreto, Junín tenía en 2010, según los datos del censo de ese año, 91.192 pobladores. Desde ese año hasta 2015, la cifra se disparó hasta los 93.115 habitantes.
Pero el marcado estancamiento se nota en lo proyectado para el próximo lustro. En 2020, según la proyección estadística del informe, la población de la Ciudad será de 93.384 habitantes, es decir, sumará sólo 269 vecinos con respecto a 2015.
Para 2025, la población juninense se ubicará en los 93.670 habitantes, un 0,59 por ciento con respecto a la población actual y un 2,1 frente a 2010.
En cuanto a Lincoln, el estudio proyecta que en 2025 el vecino distrito seguirá en torno a los 42 mil habitantes: 42.363, lo que significa apenas un crecimiento del 0,03 por ciento con respecto a los 42.284 vecinos de 2010. De todos modos, se recuperará de la tendencia negativa que ubicó a la población actual en 42.259.
Para Chacabuco se proyecta una expansión demográfica del 10,59 por ciento. Pasará de los 49.052 habitantes del último censo a 54.249. En la actualidad, se estima que ya cuenta con 50.907.
Leandro N. Alem será otro de los distritos de la Región que crecerá más que Junín. De los 16.942 habitantes del 2010, ya pasó a 17.200  y estiman que serán 17.667 en 2025. Una suba del 4,1% en quince años.
General Viamonte también tendrá un crecimiento que, en porcentaje, duplicará al de Junín. De 18.232 en 2010, llegará a 18.995 en los próximos diez años (4,1%). Hoy cuenta con 18.505.
Con 11.508 pobladores en la actualidad, General Pinto sumará apenas 65 habitantes en 2025 y llegará a 11.573 en 2025. Un 1,8 más que en 2010, cuando tenía 11.363.
Dentro del grupo de los que más crecerán en la Región, se encuentra Florentino Ameghino, que de los 8.932 habitantes del 2010, llegará a 9.964 dentro de diez años. Hoy, ya dejó atrás la marca de los 8 mil y se ubica en 9.300. A ese ritmo, tendrá un crecimiento del 11,55% en quince años.
Y Bragado, que en la actualidad tiene 41.935 habitantes, llegará a 42.338 en 2025, según las previsiones de la Provincia. Así, tendrá una tasa de crecimiento del 1,5%, tomando como base los 41.710 del último censo.

Alzas y bajas

El ranking de los municipios con mayor crecimiento demográfico lo encabezan cuatro distritos del conurbano, para los que se proyecta una expansión por encima del 40% en la próxima década. Se trata de Ezeiza (que pasará de 163 mil a 244 mil habitantes, un 49,5%); Presidente Perón (de 93.960 a 117.024 habitantes, un 44,1%); San Vicente (de 68.634 a 85.082, un 42,9%) y La Matanza, el distrito más poblado del país, que pasará de los actuales 2.037.428 habitantes a 2.509.547 en 2025, es decir, un 41,1% más. En un segundo escalón, otros 9 distritos crecerán entre 30 y 40% (dos de ellos del interior, Pinamar y Exaltación de la Cruz). Pilar lidera la lista con el 38%; lo siguen General Rodríguez con 37; Esteban Echeverría, 33,6; Tigre 32,9; Pinamar, 32,5; Marcos Paz, 32,3; Exaltación de la Cruz, 32,2; Florencio Varela, 30,7; Cañuelas, 30,2.
Pero, en contraposición, hay nueve municipios que de aquí a una década verán disminuir su cantidad de habitantes. De ese total, seis se encuentran en el interior de la Provincia, más específicamente en el sudoeste. El número de habitantes del partido de Puán, en el sudoeste bonaerense, será el que más caerá: según la proyección oficial, -7,6 por ciento, pasando de 15.871 en 2010 a 14.657. Coronel Dorrego y Coronel Pringles caerán -7,09 por ciento y -6,2 respectivamente. En cuarto lugar, aparece General La Madrid, con -3,33.
En cuanto a la capital, La Plata, que en el 2010 tenía 659.675 habitantes, ahora se ubica en 687.378. Y se prevé que tendrá 738.505 en diez años más. Así, subirá un 11,9 por ciento desde el último censo.

COMENTARIOS