Mujeres, niños y ancianos fueron evacuados de Azovstal, en territorio ucraniano.
Mujeres, niños y ancianos fueron evacuados de Azovstal, en territorio ucraniano.
CONFLICTO BÉLICO

Crece el fuego cruzado entre Rusia y Ucrania

Kiev destruyó un navío ruso y Moscú un arsenal enviado por Occidente a fuerzas ucranianas.

Ucrania afirmó haber hundido un navío ruso en la isla de las Serpientes, en el mar Negro, algo que no fue confirmado por Moscú, cuya aviación aseguró haber destruido un arsenal de armas suministradas a Kiev por Estados Unidos y Europa.

La marina ucraniana indicó en Facebook que un dron "alcanzó a un navío de desembarque Serna y a dos sistemas de misiles tierra-aire", sin precisar la fecha, informó la agencia de noticias AFP. "El tradicional desfile de la flota rusa del 9 de mayo este año se celebrará cerca de la isla de las Serpientes, en el fondo del mar", ironizó el Ministerio ucraniano de Defensa en Twitter. Moscú no confirmó la información por el momento.

En videos divulgados por el ejército ucraniano se puede ver un navío alcanzado por una explosión y posteriormente en llamas.

Mientras tanto, en el sur de Ucrania, las autoridades dieron cuenta de sucesivos ataques rusos con misiles en los alrededores de la ciudad de Odessa. Según un vocero ucraniano citado por el portal Ukrinform, cayeron cuatro misiles crucero en la ciudad ubicada junto al mar Negro.

En el norte del país, en tanto, un soldado fronterizo resultó herido en dos ataques aéreos registrados en la región de Sumy, a 30 kilómetros de la frontera rusa. El Estado Mayor ucraniano reportó intensos combates en diferentes puntos de la región del Donbass, en el este del país y donde se concentran los grupos separatistas prorrusos.

Rusia, por su parte, informó que alcanzó con sus aviones una gran concentración de armamento suministrado a los militares ucranianos por Estados Unidos y países de Europa. "En la zona de la estación ferroviaria de Bogodujov en la provincia de Jarkov fue destruida una gran concentración de equipo militar suministrado por Estados Unidos y países europeos", informó el vocero del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov.

Agregó que los bombardeos de los aviones y helicópteros rusos también alcanzaron "hasta 280 nacionalistas" e inutilizaron "48 unidades de armamento y equipo militar", informó la agencia de noticias Sputnik.

"En total, desde el inicio de la operación militar especial fueron destruidos 152 aviones, 112 helicópteros, 762 drones, 295 sistemas de misiles antiaéreos, 2.895 tanques y otros vehículos blindados, 333 lanzacohetes múltiples, 1.364 unidades de artillería de campaña y morteros, así como 2.716 unidades de vehículos militares especiales", resumió.

Masiva evacuación

Todas las mujeres, niños y ancianos que se encontraban en la acería Azovstal de Mariupol, último foco de la resistencia ucraniana de la ciudad, fueron evacuados ayer sábado antes de que finalice la tregua decretada por Rusia, mientras continúan los combates en otras zonas como Odesa, el mar Negro y Jarkov.

"Se ha cumplido la orden del presidente (Volodimir Zelenski): todas las mujeres, niños y ancianos han sido evacuados de Azovstal. Esta parte de la operación humanitaria se completó", informó en Facebook la viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk.

Horas antes y sin dar tantas precisiones, las autoridades de Donetsk, región del este de Ucrania que Rusia reconoció como república antes de lanzar la ofensiva, aseguraron que unas 50 personas fueron evacuadas desde el interior de la siderúrgica. "Hoy 7 de mayo, 50 personas fueron evacuadas del territorio de Azovstal", informaron en Telegram, de acuerdo a lo citado por la agencia de noticias Sputnik.

Se calcula que más de 100 personas, junto con combatientes de la resistencia ucraniana, permanecen todavía atrapados en refugios subterráneos en el enorme complejo industrial, donde la comida y el agua se están agotando y los cuidados médicos son mínimos.

Hasta el momento, unos 500 civiles pudieron ser evacuados de Azovstal gracias a corredores humanitarios organizados por la ONU y la Cruz Roja.

La toma de Mariupol tiene un valor relevante por lo simbólico, pero también por lo estratégico ya que le permitiría a Moscú dar un paso crucial en sus planes de unir la anexionada península de Crimea en el sur con las regiones separatistas del este ucraniano.

COMENTARIOS