OPOSICIÓN DE BOLSONARO

Sin intervención de precios en Brasil

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, insistió ayer en que no intervendrá “el precio de nada”, en medio de una creciente inflación (10 por ciento interanual) y de las dudas de los mercados sobre la política económica del Gobierno tras alterar las reglas de responsabilidad fiscal.
“No vamos a interferir en el precio de nada. Se hizo eso en el pasado y no funcionó”, dijo el mandatario al anticipar que pronto habrá un nuevo reajuste de los combustibles. El precio medio de la nafta y el diesel subió en Brasil cerca de 40 por ciento en lo que va del año, empujado por el alza del petróleo en el mercado internacional y la fuerte apreciación del dólar estadounidense frente al real brasileño.
El líder ultraderechista sostuvo que la petrolera estatal Petrobras está “atada” a los precios internacionales y que su Gobierno no puede hacer nada contra eso. “No tengo poder de interferir sobre Petrobras”, aseguró.
En contraposición a esas declaraciones, Bolsonaro designó en febrero pasado al general Joaquim Silva e Luna como nuevo presidente de Petrobras, después de semanas criticando los repetidos reajustes en el precio de los combustibles, que siguen en la actualidad.
Bolsonaro habló ante la prensa junto a su ministro de Economía, Paulo Guedes, mientras paseaban por un mercado de Brasilia, en un nuevo intento por dar señales de unión tras el nerviosismo en los mercados de los últimos días.
La bolsa de San Pablo registró una caída semanal del 7,3 por ciento después de que renunciaran cuatro altos cargos del Ministerio de Economía, motivados por la decisión del Gobierno de alterar el techo de gastos para ampliar las ayudas a los más pobres en 2022, año en el que Bolsonaro intentará su reelección.

COMENTARIOS