Argentina se abstiene de votar en la condena a Nicaragua
La condena fue aprobada por 26 países, en cambio el gobierno de Alberto Fernández se abstuvo junto a Belice, República Dominicana, Honduras y México.
ARGENTINA NO VOTÓ UNA CONDENA A VIOLACIONES DE LOS DERECHOS HUMANOS

Abstención y polémica por los DDHH en Nicaragua

El Gobierno y México unificaron posturas al expresar la “preocupación” compartida por los acontecimientos ocurridos en ese país y “la detención de figuras políticas de la oposición”.

La Organización de Estados Americanos (OEA) votó condenar este martes en Washington la detención arbitraria por parte del Gobierno de Daniel Ortega de 13 líderes opositores y candidatos presidenciales en Nicaragua, una decisión que la Argentina no acompañó, porque prefirió abstenerse.
El Consejo Permanente del organismo fue convocado a una sesión virtual extraordinaria para tratar la situación de Nicaragua, a pedido de Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y Paraguay, otro signo de la fuerte presión internacional que pesa estos días sobre el país dirigido desde 2007 por Ortega y que hoy preside junto con su esposa Rosario Murillo.
La resolución adoptada por mayoría, condena “inequívocamente” la detención, hostigamiento y restricciones arbitrarias impuestas a candidatos presidenciales, partidos políticos y medios independientes en Nicaragua, y pide la “liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de todos los presos políticos”.
La votación de la resolución fue de 26 países a favor, 5 abstenciones (Argentina, México, Honduras, Belice y Dominica) y 3 en contra (Nicaragua, San Vicente y Granadinas y Bolivia).
El Gobierno nicaragüense arrestó en los últimos días a 13 figuras relevantes de la oposición entre las que figuran Dora María Téllez, una de las rebeldes clave del sandinismo de fines de los 70 en Nicaragua, y otros disidentes sandinistas y antiguos aliados de Ortega como el general retirado Hugo Torres y Víctor Hugo Tinoco, que fue vicecanciller entre el 79 y el 90. Con ellos, ya son 13 los detenidos en las últimas semanas, incluídos cuatro candidatos a las elecciones presidenciales del próximo 7 de noviembre que ahora han quedado inhabilitados.
Argentina y México unificaron  posturas respecto de la situación en Nicaragua, al expresar la “preocupación” compartida “por los acontecimientos ocurridos” en ese país centroamericano y especialmente por “la detención de figuras políticas de la oposición, cuya revisión contribuiría a que el proceso electoral reciba el reconocimiento internacional apropiado”.
El comunicado conjunto, que coincidió con la abstención de ambos países en la OEA a una condena contra el Gobierno nicaragüense, aclaró que la postura de los Gobiernos argentino y mexicano nace del compromiso “con el respeto y la promoción de los derechos humanos desde una concepción integral dentro de la cual están contenidos los derechos civiles, políticos y electorales”. “Hemos sido testigos, en varios países de la región, de casos inadmisibles de persecución política. Rechazamos esta conducta”, advirtieron Argentina y México según el texto difundido por Cancillería.
En el comunicado, ambos países explicaron por qué no acompañaron la resolución en la OEA.
Se declararon en desacuerdo con “los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención”.

COMENTARIOS