desalojo de turistas
CONFINAMIENTO EN BRASIL

La Justicia suspendió el desalojo de turistas en Buzios y hubo festejos en las calles

“Hay gente en las calles bailando y hasta con fuegos artificiales”, describe desde Buzios Marcel Piana, empresario turístico, resumiendo cómo recibieron los habitantes de la ciudad brasileña una medida cautelar que suspende un fallo del pasado miércoles, que obligaba al “cierre total” de la ciudad al turismo.
Esta nueva decisión judicial dio lugar a un amparo presentado por la intendencia de Buzios y fue tomada hoy por el Tribunal de Justicia del Estado de Río de Janeiro. “El Presidente del Tribunal de Río de Janeiro (Tjrj), Juez Claudio de Mello Tavares, concedió el viernes (por hoy, 18 de diciembre) un amparo que suspende los efectos de la decisión de la Comarca de Búzios (...) que determinaba el bloqueo en la ciudad por el avance del covid-19”, publica el diario brasileño Extra. El conflicto se inició por un Acuerdo de Ajuste de Conducta celebrado a mediados de año con la Defensoría Pública que establecía, entre otras medidas, que en la ciudad debía haber al menos 17 camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), cuando hasta el momento solo hay 11. Por lo que el juez de primera instancia decidió que, al no cumplirse el acuerdo, Buzios no estaba en condiciones de afrontar una emergencia por covid-19 y por lo tanto no podía recibir turistas. 
Por ello el Tribunal de Justicia de Río de Janeiro había dado un plazo de 72 horas para que todos los turistas abandonaran la ciudad, pidiendo que la misma colocara la “bandera roja”, es decir, un cierre casi total de actividades no esenciales. El juez segundo civil de Buzios, Raphael Baddini de Queiroz Campos, ante “la necesidad de un aislamiento social completo”, había determinado que sólo los residentes y los trabajadores de servicios esenciales pudieran pasar por las barreras sanitarias montadas en las dos únicas vías de acceso al municipio.
En la nueva decisión tomada ayer, el presidente del TJ-RJ cita una declaración del Ministerio Público de Río (Mprj), afirma que la ocupación de las camas es inferior al 70%.

COMENTARIOS