chavismo venezuela
COMICIOS

El chavismo recuperó el control del parlamento en Venezuela

La renovación de la Asamblea Nacional, con unas elecciones envueltas en acusaciones de fraude, sin respaldo internacional ni participación de la oposición, evidencia la voluntad del gobierno venezolano de ampliar cuotas de poder.

El chavismo gobernante en Venezuela recuperó el control de la Asamblea Nacional (AN, parlamento unicameral) después de cinco años en manos de la oposición, en una elección sin sorpresas en cuanto al resultado, al bajo nivel de participación ciudadana y a las reacciones de aliados y adversarios locales y externos.
La coalición oficialista Gran Polo Patriótico (GPP) reunía 67,7% de los votos con 82,35% del escrutinio completado, según el primer boletín del Consejo Nacional Electoral (CNE), emitido ayer a la madrugada y que no había sido actualizado hasta la tarde.
Pese al complejo sistema de votación y a que los resultados en varias regiones aún no eran irremontables, según el CNE, el oficialismo se encaminaba a ganar no solo la mayoría simple sino las dos mayorías calificadas -tres quintos y dos tercios- que la Constitución exige para la sanción de ciertos tipos de leyes.
“Tenemos una nueva AN, hemos tenido una tremenda y gigantesca victoria”, celebró el presidente Nicolás Maduro.
“Ha sido una gigantesca victoria de las fuerzas de la revolución bolivariana, una gran victoria de Nicolás Maduro”, afirmó ayer en conferencia de prensa el jefe de la campaña oficialista y candidato a diputado, Jorge Rodríguez, quien sostuvo que el GPP obtuvo 72% de los votos pese a que el CNE no había vuelto a divulgar resultados, según la televisora estatal VTV y el diario oficialista Últimas Noticias.
La asistencia ciudadana a las urnas fue del 31% del padrón, informó la presidenta del CNE, Indira Alfonzo.
El nivel de participación era crucial tanto para el gobierno como para la oposición, pues ambos sectores la consideran fuente de legitimidad para el próximo parlamento y el futuro del proceso político en el país. Tal vez por ese motivo, ni en el oficialismo ni en la oposición había plena satisfacción, según fuentes políticas de ambos sectores consultadas.
Para la oposición, el resultado implica que a partir del 5 de enero próximo -fecha en que deben asumir los diputados electos- se verán debilitados los argumentos legales que le permitieron designar un gobierno interino paralelo encabezado por el presidente de la AN, Juan Guaidó, tras desconocer el mandato actual de Maduro por considerar que surgió de elecciones irregulares.
Guaidó y otros voceros opositores advirtieron que la actual AN se mantendrá hasta que haya “elecciones libres” y, para sustentar esa iniciativa, organizaron una consulta popular que comenzó hoy y durará hasta el viernes de manera remota y concluirá el sábado en forma presencial.

COMENTARIOS