Bares y restaurantes abren al público en Francia, en segunda fase de la reapertura
INTERNACIONAL

Bares y restaurantes abren al público en Francia, en segunda fase de la reapertura

Francia inició ayer la segunda fase de desescalada de las restricciones impuestas por la crisis del coronavirus, con la vuelta de la libre circulación en todo el territorio y la anhelada reapertura de bares y restaurantes, aunque la cautela sigue vigente en un país donde la pandemia dejó casi 29.000 muertos.
“La reapertura de los cafés, hoteles y restaurantes marca la vuelta de los días felices”, tuiteó ayer el presidente Emmanuel Macron, quien animó a la población a volver a unos establecimientos que forman parte “del espíritu francés, de nuestra cultura y de nuestro arte de vivir”.
En su mensaje, Macron aseguró que el Estado continuará apoyando a un sector formado por algo más de 165.000 restaurantes y cerca de 31.000 bares y cafés, que da trabajo a 836.000 empleados -más de la mitad vive del turismo- y factura unos 55.800 millones de euros anuales.
También el primer ministro, Edouard Philippe, señaló que las ayudas públicas se prolongarán hasta finales de año para que el sector pueda superar “esta etapa tan difícil”, reportó la cadena Bfmtv.
Excluidos de la primera fase de flexibilización iniciada el pasado 11 de mayo, los bares y restaurantes reabrieron ayer sus puertas, golpeados por más de dos meses de clausura.
“Qué felicidad, esperaba este momento desde hace un mes”, dijo un cliente de un café de la ciudad de Ajaccio, en la isla de Córcega.
En la sureña Marsella, la segunda urbe más poblada del país, la dueña de un restaurante se sentía “como en el primer de apertura”, 24 años atrás, reportó el portal La Marseillaise.
“En mi bolsillo tengo alcohol en gel, un par de menús para leerle a los abuelos sin celular y elegí usar la visera de protección, es más agradable cuando se ve la sonrisa”, admitió la gerente, quien insistió en la importancia de tranquilizar a los comensales.

COMENTARIOS